Antes de nada, una advertencia: siempre conviene recordar que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Hace 6 meses titulábamos nuestro informe semestral de rentabilidades destacando que “2019 está siendo un año inusualmente positivo (no esperes que siga así)”. La razón por la que dimos este mensaje fue para destacar que períodos de rentabilidad positiva simultánea tanto en acciones como en bonos son relativamente inusuales.

Finalmente, el segundo semestre de 2019, y por tanto el año 2019 en su totalidad, ha resultado ser otro de esos períodos excepcionalmente positivos: en los segundos seis meses la rentabilidad de la cartera más conservadora ha sido de un +2,1% y la de la más agresiva un +8,7%. Esto ha hecho que la rentabilidad del 2019 haya sido de un +8,8% en la cartera más conservadora a un +22,8% en la más agresiva, muy superior a la rentabilidad esperada de nuestras carteras a largo plazo que se sitúa entre +1,0% y +4,4% respectivamente (estimación de rentabilidad calculada en Enero de 2019 que revisaremos a la baja en los próximos días).

La explicación de este buen comportamiento es que tanto los bonos como las acciones se han apreciado de forma significativa simultáneamente. Por esta razón, ahora queremos titular el artículo resaltando que 2019 ha sido un año extraordinariamente positivo. No sabemos lo que va a ocurrir en 2020, nadie lo sabe, pero lo que sí podemos afirmar es que es muy probable que veamos rentabilidades sensiblemente inferiores a las obtenidas en este 2019.

Además de haber sido un buen año 2019 en términos absolutos, nuestra rentabilidad ha sido un semestre más, mucho mejor que la de la media de los fondos españoles de riesgo similar. Como se puede ver a continuación, nuestras carteras de fondos han rentado en 2019 de media 7,0 puntos porcentuales (p.p.) más que los fondos similares recogidos por Inverco y 4,3 p.p. más cada año desde nuestro lanzamiento el 31/dic/2015. Tras 4 años de gestión, se va consolidando la superioridad tanto en entornos de caídas como en entornos de subidas de pagar menos comisiones, diversificar globalmente e invertir en fondos indexados. La alternativa, fondos de gestión activa caros y con sesgo local, está siendo sistemáticamente peor desde que lanzamos Indexa, lo que corrobora nuestra propuesta de valor.

¿Tienes el perfil de riesgo adecuado?

Antes de entrar a revisar la rentabilidad de las carteras queremos recordar que, aunque 2019 ha sido un año excepcional y que la rentabilidad acumulada desde nuestro lanzamiento en diciembre de 2015 ha sido muy positiva, el futuro podría ser menos benigno, y con seguridad en algún momento lo será.

Por ello queremos aprovechar el buen comportamiento de 2019 para hacerte la siguiente pregunta con la que subtitulamos este artículo: ¿soportarás un año de rentabilidades igualmente negativas? Y fíjate que evitamos el tiempo condicional “soportarías” en la pregunta porque es importante entender que es una cuestión de tiempo que veamos un año tan negativo. Para calcular la pérdida en euros, que tiene un impacto psicológico mayor, multiplica el porcentaje correspondiente a tu nivel de riesgo de la tabla a continuación por el importe actual de tu cartera. O más sencillo, piensa en la ganancia en euros que has obtenido este año y transfórmalo en pérdidas. Si crees que el importe de la pérdida resultante no te dejaría dormir, por favor, reduce tu nivel de riesgo.

No sabemos cuándo veremos unas pérdidas así. Podría ser el 2020, o dentro de una década o dentro de un siglo. La probabilidad de una pérdida así, de acuerdo con nuestras estimaciones, debería ser menor que una cada cuarenta años, pero si las carteras han podido subir estos porcentajes en un año, es perfectamente posible que veamos los porcentajes opuestos en algún momento. Es muy necesario que estés preparado mentalmente para soportar estas pérdidas y evitar malvender cuando lleguen. Si no lo has firmado ya, quizá te sea interesante conocer el contrato contigo mismo.

A continuación, detallamos la rentabilidad en el año 2019 de uno de nuestros productos, nuestras carteras de fondos de inversión. La rentabilidad del resto de nuestros servicios (carteras de planes de pensiones, de planes de EPSV y nuestro fondo de fondos) está detallada en nuestro blog.

En el año 2019, la rentabilidad de nuestras carteras de fondos de inversión de 10.000€ a 100.000€ se ha situado entre +8,8% y +22,8%:

  • +8,8% para la cartera de menor riesgo (perfil 1)
  • +22,8% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10)

Rentabilidad fondos Indexa vs Benchmark 2019

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de renta fija mixta internacional (para las carteras 1 a 3), renta variable mixta internacional (para las carteras 4 a 9) y renta variable internacional (para la cartera 10) calculados por Indexa a partir de datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los fondos españoles que invierten internacionalmente. Estos datos históricos son netos de comisiones de gestión de cartera y de custodia para la cartera de Indexa, pero no para el Benchmark con el que se compara.

2019 ha sido un año excepcional en el cual, la bolsa ha obtenido una rentabilidad superior a la de los bonos que también ha sido positiva. Las acciones han tenido una rentabilidad (bruta de comisiones de Indexa e Inversis) que se ha situado entre un +33,0% (acciones Estados Unidos) y +20,3% (acciones Economías Emergentes). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un +11,5% (bonos Países Emergentes cubiertos a Euro) y +5,2% (bonos de Empresas Europeas).

Nombre Clase de activo Rentabilidad 2019 (%)
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Acciones Europa 26,5%
Vanguard US 500 Stk Idx -Ins Acciones EE.UU. 33,0%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Japón 21,6%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx -Ins Acciones mercados emergente 20,3%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Pacífico Ex-Japón 20,3%
Vanguard Euro Inv Gr Idx -Ins Bonos de empresas europeas 5,2%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg Bonos Países Emergentes Cubiertos a Euro 11,5%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins Bonos de gobiernos europeos 6,2%
Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins Bonos ligados a la inflación. 6,9%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Acciones Globales 29,9%
Vanguard Global Bnd Idx -Ins Bonos Globales 5,3%

Este año ha sido especialmente positivo para los inversores porque han subido simultáneamente bonos y acciones, que no es lo habitual. En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre 5,4% y 22,1%:

  • 5,4% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • 9,1% para el Benchmark de las carteras 4 a 9
  • 22,1% para el Benchmark de la cartera 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark respectivo se encuentra entre el rango de 13,1 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 9 y 0,70 p.p. para la cartera 10. De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas, hemos conseguido añadir, en el 2019, 7,0 p.p. de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional, renta variable mixta internacional y renta variable internacional.

Esta diferencia está significativamente por encima de los 3,2 p.p. anuales adicionales que esperamos obtener en el largo plazo. Asimismo, si ampliamos el plazo a cuatro años que llevamos operando en Indexa (siguiente gráfico), la diferencia es también sensiblemente superior: entre +2,9 p.p. al año para la Cartera 1 y +6,4 p.p. al año para la Cartera 9, con una media de nuestras carteras +4,3 p.p. al año por encima de su benchmark.

En el gráfico a continuación podemos observar la diferencia de rentabilidad acumulada en los cuatro últimos años entre las carteras de Indexa y la media de fondos españoles. En media, Indexa ha tenido una rentabilidad 4,9 veces mayor que los fondos españoles comparables en los últimos 4 años:

Rentabilidad carteras fondos Indexa vs Benchmark 2016-2019

La diferencia de rentabilidad con el Benchmark desde que empezamos la gestión de las carteras se encuentra bastante por encima de las expectativas y es de esperar que esta diferencia se vaya reduciendo.

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Ratio de Sharpe carteras fondos Indexa vs Benchmark 2016-2019

Se puede observar que en los cuatro años que llevamos operando, Indexa ha obtenido una ratio de Sharpe entre 0,90 y 1,15 (muy por encima del 0,46 esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos), mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe mucho menor (entre 0,24 y 0,53). Si fuéramos unos gestores activos, ahora mismo os estaríamos contando que esta buena rentabilidad se ha conseguido en base a nuestras capacidades de análisis y obtención de datos superiores, pero lo cierto es que simplemente hemos recogido la rentabilidad que ofrece el mercado y os la hemos transmitido a través de unas comisiones bajas.

En los últimos cuatro años, las inversiones indexadas y globalmente diversificadas como las de Indexa han tenido rentabilidades muy altas con un riesgo relativamente bajo pero los fondos de inversión españoles no han conseguido trasladar esta rentabilidad a sus clientes por sus elevadas comisiones y malas decisiones de gestión.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.