Ha comenzado la cuenta atrás para las elecciones generales en el Reino Unido, que tendrán lugar en mayo de 2015. Solo faltan tres meses y los resultados no están nada claros, ya que los dos partidos mayoritarios están muy igualados en las encuestas.

La incertidumbre alrededor de estas elecciones ha empezado a notarse en los activos financieros. El gráfico de esta semana muestra cómo el coste de cubrir la libra ha subido considerablemente, a medida que la volatilidad de la libra frente al dólar para horizontes de tres meses y dos años ha ido subiendo hasta alcanzar máximos de cuatro años.

 


Aunque predecir el resultado final de las elecciones y su impacto en los activos financieros del Reino Unido está resultando bastante complicado, los inversores deberían prepararse para ver volatilidad en la divisa en los próximos meses.

Os dejamos con la agenda macro de la semana