En este Flash de Mercados te contamos cómo se han comportado nuestras estrategias de inversión del servicio "Invertimos por ti" y las decisiones que hemos tomado para adaptarlas a nuestra nueva visión estratégica.

¿Cómo han evolucionado nuestras estrategias del servicio "Invertimos por ti" desde el inicio de año?

 

Todas nuestras estrategias han tenido un comportamiento positivo, beneficiándose de la recuperación de los mercados y los ajustes realizados el 10 de enero. Las subidas van desde un 0,6% de la más conservadora hasta el 6,4% de la estrategia Dubai, la más agresiva. 

La clave ha sido la sobreponderación en renta variable norteamericana y el buen comportamiento de esta clase de activo. 

Desde el lanzamiento de este nuevo servicio, el 21 de septiembre de 2018, la estrategia Kuala Lumpur se sitúa en terreno positivo, +0,3%, mientras que las demás se mantienen en terreno negativo a pesar de la recuperación. De esta manera, Taipei, perfil intermedio, registra un descenso del -2% y Dubai del -3,8%.

Optimización de nuestra visión estratégica y dos apuestas tácticas

Tres claves de nuestra estrategia:

1. Incrementamos ligeramente el riesgo de las estrategias, siendo Kuala Lumpur la más afectada.

2. Aumentamos la duración de las posiciones en renta fija, reduciendo exposición en mercado monetario y renta fija a corto plazo e incrementando los bonos corporativos, ligados a la inflación y deuda pública europea. La renta fija a medio y largo plazo ha tenido un buen comportamiento en momentos de caídas de los mercados de renta variable, constituyéndose como un buen diversificador (contrapeso) y ahora ofrecen mejores tipos de interés (TIR).

3. Nos mantenemos por debajo del nivel de riesgo objetivo de cada estrategia.

Dos cambios tácticos:

- Incrementamos el peso de renta variable norteamericana en los perfiles con mayor tolerancia al riesgo. La renta variable norteamericana sigue siendo nuestra principal apuesta. El crecimiento de su economía, aun desacelerándose este año, seguirá siendo sólido, por encima del 2%, y no esperamos recesión.

- Reducimos la sobreponderación a renta variable japonesa, ante la falta de un catalizador que impulse al mercado.