La renta fija es un problema. La renta variable sigue siendo una gran oportunidad.

Estos son los 2 titulares, con igual importancia, que describen lo que llevamos de 2021. Aunque las últimas semanas han sido complicadas por las dudas sobre la inflación y sus efectos, las estrategias con mayor riesgo siguen evolucionando muy bien gracias al crecimiento económico que se está dando en EE.UU. y Reino Unido. Se prevé que les siga Europa y, como los mercados financieros traen al presente lo que esperan que ocurra en el medio plazo, el rendimiento está siendo muy positivo en esta última región.

En cambio, en las estrategias con menor consumo de riesgo nos estamos encontrando con menos herramientas para obtener rentabilidades positivas.

¿Qué hacer con la renta fija para que nos siga sirviendo en una cartera diversificada?

 

Muchos activos de renta fija corren el riesgo de perder rentabilidad en los próximos años. Por eso, en una cartera diversificada, la clave está en cómo combinar esos activos junto con otros para poder obtener una rentabilidad positiva y que, ajustada por riesgo, sea eficiente en el medio plazo.

En ese contexto, es importante diferenciar de manera muy detallada y ajustada cada clase de activo, sobre todo dentro de la renta fija. No solo la rentabilidad esperada a 5 años es importante, también su volatilidad (riesgo) esperada y su correlación con el resto de activos.

¿Alguien apostaría por los bonos de gobiernos europeos o estadounidense como única posición en su cartera? Obviamente no, pero los bonos de gobiernos sí pueden tener un funcionamiento muy beneficioso si lo que construimos es una estrategia con 2 focos muy diferenciados y diversificados:

Muchos activos de renta fija corren el riesgo de perder rentabilidad en los próximos años. Por eso, en una cartera diversificada, la clave está en cómo combinar esos activos junto con otros para poder obtener una rentabilidad positiva y que, ajustada por riesgo, sea eficiente en el medio plazo.

En ese contexto, es importante diferenciar de manera muy detallada y ajustada cada clase de activo, sobre todo dentro de la renta fija. No solo la rentabilidad esperada a 5 años es importante, también su volatilidad (riesgo) esperada y su correlación con el resto de activos.

¿Alguien apostaría por los bonos de gobiernos europeos o estadounidense como única posición en su cartera? Obviamente no, pero los bonos de gobiernos sí pueden tener un funcionamiento muy beneficioso si lo que construimos es una estrategia con 2 focos muy diferenciados y diversificados:


1.- A través de los bonos de gobierno, anclar la cartera cuando haya movimientos hacia abajo en los activos de más riesgo.

2.- A través de renta variable, tener potencial de rentabilidad positiva de manera consistente a corto, medio y largo plazo.

De esta forma, reducimos todo lo que hay entre esos 2 extremos, que sería, principalmente, bonos corporativos de alta calidad (investment grade) y bonos corporativos de baja calidad (high yield). Estas clases de activos son sensibles a la renta variable, pero en este momento de forma asimétrica: caen en mayor medida cuando esta cae de lo que suben cuando sube la renta variable. En especial, los bonos high yield tienen un riesgo que no parece compensar la reducida rentabilidad esperada comparada con la renta variable.

¿Qué cambios estamos implementando en nuestras estrategias?

- Inclusión de renta variable EE.UU. small caps. Una nueva clase de activo que busca exposición en compañías de mediana y pequeña capitalización.

- Incrementamos posición en renta variable. Principalmente en Europa, ya que, en nuestra opinión, será el próximo beneficiado de la recuperación económica.

- Reducimos de manera drástica investment grade y high yield en renta fija. Incrementamos ligeramente deuda de mercados emergentes y bonos de gobiernos europeos como ancla.

- Al hilo de esto último, seguimos aumentando posición en bonos ligados a la inflación.

Creemos que son cambios importantes y adecuados para la situación actual de los mercados, donde vemos esa dicotomía entre renta fija y renta variable. Puedes consultar aquí los últimos cambios implementados en las estrategias.

Esperamos poder darle la vuelta la situación en los perfiles más conservadores y mejorar aún más el ratio rentabilidad/riesgo en los más arriesgados.

Para más información sobre la evolución de los mercados y nuestras estrategias de inversión, haz clic aquí.

¡Flash de Mercados Live!

Conéctate el próximo jueves 3 de junio a las 18:30 a un nuevo Flash de Mercados Live, donde podrás seguir en directo la última hora de los mercados y nuestras estrategias con Gonzalo Pradas, director de Openbank Wealth. Analizará la evolución del mercado, qué esperamos que ocurra en la segunda mitad de 2021 y las medidas que estamos adoptando en nuestras estrategias del servicio de inversión automatizada Roboadvisor.

Conéctate