No hay atajos seguros para llegar al éxito en la inversión, pero los datos de la tabla inferior muestran la importancia de no poner todos los huevos en la misma cesta

Hay una creencia general de que las acciones han conseguido los mejores retornos a muy largo plazo, al menos entre las principales clases de activos.

El índice Acciones-Deuda Pública de Barclays muestra que, durante los últimos 116 años, las acciones británicas han mostrado rentabilidades anuales del 5% de media, mientras que los bonos del gobierno de Reino Unido se han quedado en el 1,3%. 

Pero la historia no es tan sencilla. Ninguna de las categorías domina con claridad durante un periodo de manera prolongada, lo que evidencia la importancia de diversificar las carteras.

 

¿Cuáles son las ventajas de la diversificación?
 

1.    Reducir el riesgo

El primer mandamiento para muchos inversores es no perder dinero. Siempre hay riesgo al invertir, pero la diversificación puede mitigarlo. 

Por ejemplo, si hubieras invertido en materias primas entre 2003 y 2007 habrías logrado un retorno del 1%, según los datos, pero si lo hubieras hecho en 2007 y lo hubieras mantenido hasta final de 2015 habrías perdido un 3%. En el conjunto de 13 años, tu retorno habría sido de sólo el 0,6%. Pero si hubieras diversificado, dividiendo el total entre las cinco categorías de activos, habrías ganado un 5,1%.

Estos datos los mostramos sólo como ejemplo, pero para realizar un plan de asignación de activos adecuado a tu perfil deberías contactar a un asesor financiero independiente.

Lo mismo aplica en lo referente a la distribución geográfica de la inversión. A pesar de la globalización, los principales mercados financieros pueden tener comportamientos muy distintos. Por ejemplo, la bolsa japonesa se disparó en 2015 mientras las acciones de EEUU cayeron .

Y lo mismo ocurre por sectores. Mientras los bancos han sufrido desde que empezó la crisis, las acciones farmacéuticas han registrado subidas. 
 

2.   Tener a mano el dinero que puedas necesitar

¿Cómo de fácil es comprar y vender los activos en tu cartera? Si está compuesta de inmuebles comerciales, la respuesta no será muy sencilla. Puede llevar mucho tiempo cerrar la venta de bloque de oficinas y medir su valor siempre es difícil, por lo que tu cartera podría considerarse ilíquida .

Si tenías una cartera de este tipo entre 2003 y 2006, cuando la demanda era enorme, la liquidez no habría sido un problema. Pero a partir de la crisis, te habría costado desprenderte de estos activos. Algunos fondos que invierten en estos inmuebles incluso previnieron a algunos inversores de vender, como también ha pasado hace poco.

La diversificación te permite combinar en tu cartera activos ilíquidos pero potencialmente rentables, como los inmuebles, con otros más líquidos, más fáciles de comprar y vender, de los que poder disponer si necesitas hacer efectivo. 
 

3.   Suavizar las subidas y bajadas 

La frecuencia e intensidad en los movimientos de tu cartera determina su volatilidad. 

Para empezar, conviene recordar que una inversión volátil no tiene por qué ser una mala inversión, sino que puede acabar teniendo una rentabilidad muy buena. Pero puedes tener un problema si necesitas sacar el dinero en un momento de caídas en mercado.
 

¿Demasiada diversificación?

No hay una regla escrita en piedra sobre cuántos activos debería tener una cartera: tener pocos puede añadir riesgo, pero tener demasiados también. Cientos de posiciones de diferentes activos pueden ser difíciles de gestionar. 

 

La visión del gestor

Marcus Brookes, director de gestión multiactivos, sugiere como mejor fórmula para diversificar seleccionar activos que tengan baja correlación entre sí: "En otras palabras, tener activos en cartera con un perfil de alta rentabilidad potencial que tengan muy poca relación económica entre sí. Por ejemplo, inmobiliario estadounidense y acciones japonesas".

Eso sí, aclara, " el objetivo no debe ser invertir en un activo con un pobre potencial de rentabilidad para diversificar otro que tiene un elevado recorrido. Esto se conoce como "diworsificación", donde puede que se reduzca el riesgo, pero seguro que se resiente la rentabilidad".
 

Conclusión

La diversificación es esencial para equilibrar riesgos del mercado. Aunque puede que no obtengas unas ganancias estratosféricas si acertaras con la clase de activo ganadora, también evitarías las fuertes caídas que supondría haber elegido la perdedora. 

Esto es importante para la planificación financiera, porque da a los inversores una mejor idea, aunque no una garantía, de hacia donde podrían tender sus inversiones en el futuro, y por lo tanto les permite preparar mejor sus planes. 

Por favor, recuerda que la rentabilidad pasada no es una guía para la rentabilidad futura y podría no repetirse. Y que el valor de las inversiones puede subir y bajar, lo que podría hacer que no recuperes la inversión inicial. Por último, ten en cuenta también que las clases de activos mostradas aquí suponen sólo un indicador de esos sectores y que los inversores no pueden invertir directamente en esos índices. 

 

Información Importante
Las opiniones aquí expresadas son las del equipo de economistas de Schroders y la del director del equipo de gestión de multiactivos de la compañía, y no representan necesariamente las opiniones expresadas o reflejadas en otras comunicaciones, estrategias o fondos de Schroders.
Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información  aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento.  No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de  inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y  los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original  invertido. Autorizado y regulado por la Financial Conduct Authority.
Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las  previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar  a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros  aspectos.