La recuperación económica se consolida o incluso se acelera. Hoy se han publicado unos datos del mercado laboral muy muy positivos, con fuertes subidas tanto en bajada de la cifra de desempleo como en nuevas afiliaciones a la Seguridad Social. 

Los repasamos en 5 gráficos: 

- El número de parados, cerca de mínimos de los últimos cuatro años


Parece bastante probable que en los próximos meses nos acerquemos a la cifra redonda de los 4 millones de parados. Hay que recordar que el máximo se hizo cerca de los 5,1 millones. 

 

- Bajadas del desempleo en todos los sectores


No sólo cae el paro en el sector servicios, sino también en industria, construcción, agricultura y colectivo sin empleo anterior. Ha sido un buen mes en términos generalizados. 

 

 

- Más de 200.000 nuevas afiliaciones

 

El dato de paro siempre tiene muchos más condicionantes, pero el de afiliaciones a la Seguridad Social aporta mucha más luz sobre el verdadero dinamismo del mercado laboral. Y este mayo ha sido histórico, con más de 213.000 afiliados más. Se trata de la mejor cifra en un mes de mayo de la última década, mejor incluso que este mismo mes de 2006 y 2007.

 

- 600.000 afiliados más en el último año

 

Otro dato muy interesante. El ciclo acompaña y si se alarga la mirada, vemos que en los últimos 12 meses la Seguridad Social ha ganado casi 600.000 afiliados, hasta superar los 17,2 millones, máximo de afiliados en un mes de mayo desde 2011. 

 

- 1 millón de afiliados más desde mínimos

 

Desde los mínimos de 2013, el número de afiliados ya ha subido en 1 millón de personas. 

 

¿Y no hay pegas en estas cifras? ¿Es todo positivo? Bueno, como en los últimos meses la calidad del empleo todavía está siendo más bien floja. 

De los 1.573.293 nuevos contratos que se formalizaron en mayo, 1.429.068 fueron temporales. Tan sólo 124.605 contratos de trabajo en el mes fueron de carácter indefinido, el 7,92% del total. A mí esto último me parece lógico hasta que el ciclo de beneficios está muy avanzado. Si mejoran las ventas, primero contratas a alguien por unas horas. Si siguen mejorando, le haces jornada completa.

Será un buen barómetro de la recuperación ver si la cifra de indefinidos coge tracción.