Vicente Varo

(Kaloxa)

CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

¿Por qué bolsa y prima de riesgo 'pasan' del desafío en Cataluña?


Escrito 10 Nov

Ayer el Parlament catalán aprobó una resolución para iniciar la desconexión con España, con los votos de Junts Pel Sí y la CUP. El PIB de Cataluña ronda los 200.000 millones de euros, supone cerca del 20% del español, un peso ligeramente incluso al de Madrid, con lo cual uno tendería a pensar en un auténtico terremoto en los mercados financieros ante el riesgo de ruptura.  Sin embargo, les está dando bastante igual...

Hoy la prima de riesgo española está en los 130 puntos, con el bono a 10 años por debajo del 2%. De hecho, hoy la deuda española es la que mejor se está comportando de Europa.  
 

El Ibex apenas cae ahora un 0,3%, menos incluso que el Euro Stoxx. Ayer cayó más, pero en línea con el resto de bolsas, nada estridente ni excesivamente ruidoso. 

Es curioso que la economía de Cataluña apenas es un poco menor que la de Grecia. Sin embargo, mientras los mercados temblaron con gravedad cuando se disparó el riesgo de ruptura, con el tema catalán apenas les está haciendo cosquillas. ¿Por qué?

En los últimos meses, cuando he trasladado esta pregunta a gestores internacionales, me ha llamado la atención lo poco que les preocupaba el tema. Recuerdo uno en concreto que me dijo que no veía riesgo de ningún tipo, porque declarar la independencia suponía situarse fuera de la legalidad, porque esa posibilidad no cabía dentro del orden jurídico español.

Hoy, con el proceso de independencia declarado, a los inversores sigue sin inquietarles. En uno de sus turnos de preguntas en la investidura esta mañana, Artur Mas ha citado al Ibex respondiendo a Inés Arrimada, de Ciudadanos, que criticaba que no se había enfrentado a los poderosos. Pues parece que al Ibex de momento le está dando bastante igual. 

Uno no recibe comentarios referentes a este tema, ha quedado reducido a un asunto local. En los medios internacionales, apenas se da la importancia que una situación así podría requerir. Personalmente, creo que con las prisas en el inicio del proceso se han cargado las pocas opciones que tuvieran de ganar cierto apoyo internacional a la hipotética independencia. 

Pase lo que pase, resultará muy complicado para Cataluña atraer inversiones en un estado independiente que nace de esta forma, sin una mayoría de votos en unas elecciones planteadas como un plebiscito por el convocante. Es un salto al vacío tan grande, tan desafortunado, que poca gente por ahí fuera cree que vaya a llegar demasiado lejos.

Si alguien piensa distinto, que se ponga bajista en el Ibex y en la prima de riesgo. Si tiene razón, obtendrá una impresionante rentabilidad. Mientras tanto, a mirar las encuestas hasta el 20 de diciembre, cuyo resultado sí preocupa de verdad a todos los inversores... Veremos


Comentarios