Boris Nesme (Groupama Trésorerie): "Las rentabilidades de los fondos monetarios deberían situarse por encima del 3,5% durante 2024"

Boris Nesme (Groupama Trésorerie): "Las rentabilidades de los fondos monetarios deberían situarse por encima del 3,5% durante 2024"

Boris Nesme, cogestor del Groupama Trésorerie. 

Si hay un vehículo de inversión brillando desde 2023, son los fondos monetarios. Con unas rentabilidades elevadas gracias a la política monetaria de los bancos centrales y un nivel de riesgo contenido, este tipo de fondos lleva desde el año pasado atrayendo inversiones de forma constante. La "burbuja del efectivo", como ha acuñado Bank of America a los fondos del mercado monetario, acumula en junio 6,1 billones de dólares a nivel global.

Los inversores españoles no se han quedado atrás en esta tendencia. Según los últimos datos de Inverco, a cierre de mayo el patrimonio atesorado por los monetarios repuntó el 8,1%, equivalente a 1.290 millones de euros, dejando el volumen total de activos en casi 6.754 millones. Desde que arrancó 2024, estos vehículos de inversión se anotan un crecimiento patrimonial del 64,4%.

Y hay uno de estos fondos que destaca por su popularidad en las últimas semanas entre los usuarios de Finect. El Groupama Trésorerie, con un patrimonio de más de 6.400 millones de euros, ha sido uno de los fondos más comparados semana tras semana durante el último mes y medio. Hablamos con Boris Nesme, cogestor del fondo de la gestora francesa junto a Eric Loichot, para profundizar sobre su visión.

En 2023 se detectó un mayor interés por los fondos monetarios que se está manteniendo en 2024. ¿Cómo valoran esta tendencia hacia los monetarios? ¿Y cuál ha sido el impacto en Groupama Trésorerie?

Nos alegramos del interés de los inversores españoles por nuestra clase de activos. Los rendimientos ofrecidos por la clase de activos con un riesgo de tipos limitado por naturaleza atraen a los inversores que se enfrentan además a una inversión de la curva de tipos.

A nivel europeo, el movimiento de 2023 también se ha prolongado a principios de 2024. Sin embargo, la clase de activos ha hecho frente, en los últimos 3/4 meses, a reembolsos (debido a la ciclicidad de los inversores y también a movimientos de distribuidores que se están redistribuyendo a activos de mayor duración) eliminando una parte de la fuerte captación observada en enero y febrero.

A nuestra escala, YTD (en lo que va de año), el expertise monetario de Groupama Asset Management muestra una captación positiva, especialmente gracias al Groupama Trésorerie (aproximadamente +1.000 millones de euros en activos bajo gestión del fondo a 14 de junio de 2024). Nuestra experiencia se ha beneficiado tanto del entusiasmo de los inversores por la clase de activos desde 2023 como del reconocimiento de nuestra gama tanto en Francia como fuera de Francia.


En junio se ha producido el esperado primer recorte de tipos de interés por parte del BCE, de 25 puntos básicos, aunque las expectativas del mercado son ahora menos optimistas con la relajación de la política monetaria para este año. ¿Cuáles son sus previsiones?

Si nos fiamos de los desafíos ambientales, demográficos y digitales por naturaleza inflacionista, en Groupama AM consideramos -desde hace ya algunos años- que la inflación no será un fenómeno simplemente transitorio. En este sentido, pensamos que la inflación descenderá más lentamente de lo esperado por los mercados y se establecerá a un nivel más alto que en los años pre-covid. 

Esto nos invita a adoptar una postura prudente en los tipos cortos y esperamos así solo una nueva bajada de tipos este año, ya sea en septiembre o en diciembre.

Un descenso en los tipos de interés irá mermando la rentabilidad de los fondos monetarios. ¿Son un producto a tener en radar en 2024? ¿Por qué?

A principios de año, los mercados esperaban una erosión bastante rápida de los rendimientos ofrecidos en los tipos cortos. Es evidente que esta erosión se está produciendo a un ritmo mucho más moderado de lo esperado. Las rentabilidades de los fondos monetarios deberían situarse por encima del 3,5% durante todo el año 2024. En caso de mercados más caóticos (si un riesgo político se materializara, por ejemplo...), los fondos monetarios seguirían siendo una inversión a tener en cuenta.

En general, ¿de qué manera abordan desde el equipo gestor del fondo los cambios de ciclo en política monetaria?

Con nuestra postura muy prudente sobre los tipos, abordamos con serenidad el cambio de ciclo de la política monetaria del BCE que, según nosotros, será menos veloz de lo esperado (por el propio Banco Central y los mercados).

El regreso de primas interesantes en el monetario (...) nos ha llevado a redistribuirnos en el sector bancario, un sector líquido, bien calificado y preponderante

¿Qué enfoque estratégico adoptaron al inicio de 2024 y cómo se están adaptando en estos meses? ¿Han hecho algún cambio importante en cartera?

Hemos seguido en líneas generales la posición adoptada desde finales del primer semestre de 2023, es decir, una postura prudente en la duración de tipos (ver respuestas a las preguntas 2 y 4) y más ofensiva en la duración de crédito. De hecho, el regreso de primas interesantes en el monetario, especialmente en el sector bancario, desde el primer semestre de 2023, nos ha llevado a redistribuirnos en el sector bancario, un sector líquido, bien calificado y preponderante en el universo monetario.

En 2023, nuestra exposición a títulos de renta fija se fue reduciendo poco a poco hasta desaparecer, por falta de atractivo. Sin embargo, a principios de 2024, este mercado ha recuperado cierto impulso, en relación con el mercado monetario. Así, hemos retomado la exposición a renta fija (alrededor del 7% de los activos del Groupama Trésorerie a 14 de junio de 2024), sobre todo en el segmento de 1 a 2 años, manteniendo una alta selectividad (inversiones mayoritariamente en títulos calificados A o AA).

¿Podría concretarnos algo más estos movimientos de 2023 y 2024? 

A raíz de los reembolsos progresivos de TLRTO, el sector bancario ha recuperado importancia en nuestras carteras a partir de la primavera de 2023, en detrimento del sector de servicios públicos en particular, gracias a que las primas volvieron a los niveles de hace 10 años (> 30 pb en vencimientos a 1 año).

En 2024, mantendremos un peso importante en el sector bancario.

En el segundo semestre de 2023, nos gustaron especialmente los títulos monetarios de emisores bancarios periféricos (Italia, España). Este no es el caso en las últimas semanas/meses, con las primas cayendo para muchos emisores.

Por último, por sectores de actividad, ¿dónde encuentran las mejores oportunidades y dónde los mayores riesgos?

Los movimientos de reembolsos de los últimos meses han reducido la demanda de algunos valores. Algunos emisores corporativos han ajustado su prima al alza, especialmente en el muy corto plazo (0 a 6 meses). Últimamente, encontramos oportunidades interesantes en el sector automotriz y de proveedores de equipos automotrices.

En torno a 1 año, los bancarios siguen siendo nuestra preferencia siempre que muestren primas superiores a +28 / +30 pbs.

Mostramos una mayor selectividad en sectores como el inmobiliario, cuyos parámetros se han deteriorado y que enfrentan desafíos importantes en los próximos años.

Te puede interesar:


Este contenido se ha elaborado bajo un criterio editorial y no constituye una recomendación ni propuesta de inversión. La inversión contiene riesgos. Las rentabilidades pasadas no son garantía de rentabilidades futuras.


0 ComentariosSé el primero en comentar
User