asesor_financiero_gestion_automatizada_finectNi se les está viendo ni se les verá. Ya, ni si quiera, el director del banco los espera como antes. Nos referimos a los inversores. Acudir a nuestra sucursal bancaria de toda la vida a gestionar nuestras finanzas ya no entra en la agenda de muchos clientes, que optan por organizar sus cuentas a través de internet o desde su propio teléfono. Lo mismo ocurre con aquellos interesados en algún instrumento de inversión. Ya apenas se sientan en la oficina a hablar con el gestor de la entidad, frente a frente, como se hacía antes. 

La revolución tecnológica y el proceso de digitalización que está viviendo el sector financiero son los causantes de que las relaciones entre cliente y gestor se estén enfriando. Sin embargo, también son los responsables de que hayan surgido nuevas oportunidades en este mercado. Por una parte, la tecnología permite a los asesores financieros optimizar los servicios que prestan a los inversores y, por otra, surgen nuevos actores como los gestores automatizados. Pero, ¿cómo saber cuál es la opción que más nos interesa? En Finect recogemos las ventajas y desventajas que presentan tanto asesores como roboadvisors para que os sea más sencilla la elección. 

 

Ventajas y desventajas asesor financiero

A la hora de tomar decisiones muchas veces tenemos la necesidad de contar con una segunda opinión o con alguien que esté a nuestro lado para que sintamos que no estamos tomando decisiones equivocadas. Cuando esas decisiones están relacionadas con la gestión de nuestro patrimonio, merece la pena meditarlas fríamente y no dejarse llevar por el miedo. Esa es una de las principales ventajas que ofrecen los asesores financieros, aunque contar con este apoyo también tendrá otra parte menos buena, como, por ejemplo, los costes. 

Ventajas:

  • Entrenador financiero. El asesor es una especie de entrenador que ayudará al inversor no solo a tomar decisiones, sino también a que entienda conceptos financieros o productos con los que no esté familiarizado. Además, en esta labor de "coach", el asesor nos podrá ayudar dándonos consejos, respondiendo a nuestras dudas y guiándonos para conseguir nuestros objetivos de inversión. 
  • Control de las emociones. En momentos en los que entremos en pánico porque se estén produciendo caídas generalizadas en los mercados y estén afectando a nuestras inversiones, el asesor nos ayudará a mantener la calma. En estos casos, no tomar decisiones precipitadas será la mejor opción y en esta tarea entrará en juego la responsabilidad del experto para explicarnos el porqué estamos en el punto en el que nos encontramos y asegurarse de que nos mantengamos firmes en nuestras decisiones. 
  • Asesoramiento personalizado. Otra de las ventajas que ofrecen los asesores es que sus servicios van orientados a cada cliente, adaptándose a sus necesidades particulares y objetivos. Por lo tanto, contar con un asesor, siempre y cuando sea independiente, nos garantizará que velará por nuestros intereses concretos y que buscará obtener los mejores resultados para nuestras metas financieras. 
  • Planificación financiera. Si lo que buscamos es que alguien nos ayude no solo con la elección de nuestras inversiones, sino con la planificación total de nuestras finanzas, el asesor será la mejor alternativa. Y es que estos profesionales, además de guiarnos a corto y medio plazo, también nos pueden ayudar a planificar otras necesidades como la jubilación, los estudios de los hijos o, incluso, a ayudarnos con temas de fiscalidad. 

Desventajas: 

  • Costes. Aunque las nuevas tecnologías han contribuido a que los servicios que ofrecen los asesores puedan ser más ágiles y, por tanto, se hayan abaratado, lo cierto es que los inversores con patrimonios reducidos todavía encuentran algunas barreras para acceder a este tipo de servicios.
  • Falta de independencia. Otra de las desventajas que pueden presentar este tipo de servicios es que no sean independientes y se limiten a ofrecernos los productos con los que obtienen retrocesiones. No obstante, desde la entrada de la normativa europea MiFID II, los asesores financieros están obligados a aclarar si sus servicios son o no independientes y a especificar cuáles son sus costes. En este post podéis leer lo que deberíais preguntarle a vuestro asesor antes de contratar sus servicios. 
  • Desconfianza. Ganarse la confianza del inversor es una tarea complicada para todo asesor financiero. Y es que detallarle a este profesional cuál es nuestra situación económica y dejarle, en cierta medida, que tome el control de nuestras finanzas no es algo que todo ahorrador está dispuesto a  hacer. 
  • No elegir bien. Es posible que, al igual que en cualquier otra relación personal, no nos entendamos bien con nuestro asesor, lo que provocará que, a veces, no obtengamos los resultados esperados en nuestras inversiones. Por este motivo, será muy importante elegir bien a la persona que se encargará de nuestras finanzas. En este artículo tenéis cinco consejos para elegir a un buen asesor. 

Ventajas y desventajas de la gestión automatizada

Los gestores automatizados o roboadvisors surgieron para dar respuesta a aquellos inversores con patrimonios más modestos que quieren rentabilizar su dinero pero sin necesidad de tener que dedicarle demasiado tiempo. Aunque se trata de servicios más accesibles, no están hechos para todos los perfiles, especialmente para aquellos que necesitan tener a un profesional a su lado. 

Ventajas:

  • Comodidad. Esta es una de sus principales ventajas. El inversor puede contratar el servicio directamente a través de su ordenador y no tener que tomar ningún tipo de decisión, pues el "robot" rebalanceará las carteras por nosotros cuando sea necesario. Y es que los roboadvisors suelen contar con un equipo gestor que supervisa las inversiones de las carteras que ofrecen de manera periódica. 
  • Costes reducidos. Además de la comodidad, los gestores automatizados ofrecen sus servicios a costes más reducidos, ya que se apoyan en algoritmos para configurar los perfiles de inversión y sus carteras. Si queréis ver los costes que supone invertir en uno de estos roboadvisors podéis echarle un vistazo a esta comparativa
  • Accesibilidad. A la hora de invertir a través de un gestor automatizado no existen apenas limitaciones en cuanto a cantidad mínima, ya que esta suele situarse alrededor de los 1.000 euros. Con dicha cantidad, cualquier inversor ya puede acceder a los mismos fondos en los que tienen su dinero los grandes patrimonios. 
  • Carteras eficientes y diversificadas. La automatización a la hora de elegir y localizar los activos permite que los roboadvisors puedan construir carteras eficientes en el largo plazo, ya que se evitan las emociones a la hora de tomar decisiones. 

Desventajas:

  • Falta de personalización. Por lo general, los gestores automatizados ofrecen diferentes tipos de cartera adaptadas a cada perfil de riesgo. Sin embargo, si lo que buscamos es una solución a medida con productos adaptados a nuestras necesidades, no serán la mejor opción. 
  • Oferta de productos limitada. Si queremos invertir a través de un roboadvisor, lo podremos hacer únicamente con planes de pensiones o fondos de inversión. Estos últimos, en su mayoría, suelen ser fondos indexados y ETFs, por lo que si queremos otro tipo de productos tendremos que buscarlos por nuestra cuenta o hacerlo a través de un asesor. 
  • Desconfianza. En el caso de los gestores automatizados la desconfianza también está presente. En primer lugar, porque no todos los inversores conocen cómo funciona este servicio y, en segundo, porque el hecho de que muchos estén basados, precisamente, en algoritmos informáticos y no cuenten con un equipo humano en la elección de los activos puede suscitar desconfianza. 
  • No ofrecen recomendaciones. Al tratarse de gestores automatizados con carteras prediseñadas no existen recomendaciones para el inversor. Aunque los gestores que trabajan en ellos llevan a cabo los ajustes de las carteras que consideran necesarios en función de cómo se comporte el mercado, no existirá nadie que nos diga si deberíamos aportar más dinero a nuestras inversiones si existen oportunidades o si deberíamos retirarlo en un momento dado.