En verano siempre te encuentras con familiares y amigos que llevabas tiempo sin ver y que, como saben que trabajas en algo relacionado con finanzas, aprovechan para preguntarte sus duditas. En mi caso, cuando las preguntas son de conceptos financieros o de culturilla económica, respondo encantado, pero cuando me piden opinión sobre fondos o acciones concretas nunca me mojo. No porque no tenga una opinión, que probablemente la tenga, sino porque no quiero perder familiares ni amigos por mis posibles errores :P  

Este año me ha llamado la atención que varias personas me han pedido opinión sobre una misma duda, curiosamente muy parecida a esta otra que también se ha planteado en la sección de preguntas en Finect. Es decir, qué hacer con las acciones de bancos españoles que tienen en cartera desde hace mucho tiempo y en los que están perdiendo mucho dinero.

Imagino que la coincididencia se debe al batacazo que se han pegado los valores del sector justo en las últimas semanas. Ninguno se libra y los grandes se han ido prácticamente a mínimos históricos. 

Por ejemplo, el Santander se ha ido incluso por debajo de los 4,5 euros y pierde cerca de un 40%  desde máximos del año pasado. O el BBVA, que se ha ido por debajo del los 4,3 euros por acción y cede más de un 40% desde máximos del año pasado. 

Cotización de Santander

Aún resulta más descorazonador el escenario para los accionistas de Banco Sabadell, que pierden un 60% desde máximos de 2018, como también le sucede a Bankia o Unicaja, o el 50% que cede Caixabank desde entonces. Incluso Bankinter retrocede un 40% desde el punto más alto del año pasado.

Lo están sufriendo en sus carteras los fondos que más peso tienen en bancos dentro de su cartera, como es el caso del Okavango Delta de José Ramón Iturriaga, que se ha ido a mínimos de los últimos 5 años y pierde más de un 11% en 2019 por ahora. Así como otros con un peso no tan elevado como en el fondo comentado, pero sí con un nivel considerable en valores del sector, como Santander Acciones Españolas, Cobas Iberia o Bestinver Bolsa, todos ellos en negativo en 2019.

Como ya he comentado, no suelo responder directamente a la pregunta de que hacer con estas acciones de bancos. Además, en este caso no tengo directamente ninguna acción del sector en cartera, por lo que tampoco me resulta fácil ponerme en su lugar. 

Dicho lo cual, me da la sensación de que ahora mismo buena parte de lo malo que puede darse en torno al sector financiero ya está en mercado: el impacto de una ralentización económica severa; la situación de los tipos de interés negativos en Europa; la reconversión del sector que está provocando la tecnología y al normativa...

Tampoco veo las condiciones para que pasen a tener un comportamiento muy positivo a corto plazo, porque la rentabilidad del negocio es complicada verla por ningún lado... Pero no sé, creo que el momento de vender bancos para evitar un desplome quizá haya pasado. Sobre todo si tienes fuertes minusvalías en cartera. 

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?:


Y lo mismo con el resto de bancos del continente. Hoy le he leido a @AndresLlorente que David Herro, el gestor del gran fondo Oakmark International Fund, ha entrado en Intesa Sanpaolo, el banco italiano. Y recordaba en su tuit que David Herro siempre ha sido un inversor “contrarian” en sector bancario europeo.

¿Cómo lo veis vosotros? ¿Qué estáis pensando los que tenéis valores del sector en cartera con fuertes pérdidas? ¿Habéis vendido ya? ¿Mantenéis a la espera de la recuperación?