Os traemos hoy las perspectivas sobre renta variable de nuestros equipos de inversión de Fidelity International para el tercer trimestre del año. A lo largo de las próximas semanas iremos publicando la visión de nuestros analistas para los distintos tipos de activos.

 

Renta variable estadounidense

 

Después de que quedaran decepcionadas las expectativas de impulso al crecimiento estadounidense y de descenso de la inflación, el liderazgo del mercado se ha alejado de las acciones de perfil value —más sensibles a la economía— para abrazar de nuevo las áreas de crecimiento de calidad, como la tecnología. En muchos valores tecnológicos estamos viendo un volumen inusualmente alto de revisiones al alza de los beneficios y previsiones de ingresos positivas. Ello se debe, en parte, a los beneficios oligopolísticos que están obteniéndose en muchas áreas por empresas que dominan sus mercados, como Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google (conocidas con el acrónimo FAANG).

 

Como resultado de ello, el liderazgo del mercado estadounidense se ha estrechado, de modo que los FAANG son responsables de un porcentaje elevado de las ganancias totales del índice. La situación es diferente en Europa, donde la amplitud del mercado sigue siendo razonable. Pero la conclusión es esta: si los FAANG pueden continuar batiendo las previsiones de beneficios, la bolsa estadounidense seguirá encontrando apoyo. Si el crecimiento se acelerara de nuevo, el liderazgo del mercado podría ampliarse, pero si continúan las condiciones actuales, caracterizadas por la inquietud ante el endurecimiento monetario, casi con toda probabilidad los valores de crecimiento seguirán cotizando con prima.

 

 

Renta variable europea (inc. Reino Unido) 

 

Europa se encuentra en una fase más temprana de su recuperación que EE.UU. En general, las empresas tienen menos poder de fijación de precios, pero ahora que la inflación está subiendo, se beneficiarán de un mayor apalancamiento operativo. Los ratios de revisión de los beneficios de Europa han entrado con firmeza en territorio positivo; de hecho, no habían sido tan positivos en cinco años y las estimaciones de ingresos y de crecimiento de los beneficios superan actualmente a las de EE.UU. Aunque los indicadores de valoración, como el ratio precio-valor en libros, siguen estando cerca de sus mínimos a largo plazo en Europa, las rentabilidades sobre los fondos propios están aumentando y reduciendo la brecha con EE.UU.

 

Las elecciones generales anticipadas en el Reino Unido y el gobierno en minoría del Partido Conservador resultante han provocado un repunte de la incertidumbre entre las empresas y los consumidores británicos. Ahora se percibe que la posición negociadora del Reino Unido de cara al Brexit se ha debilitado, por lo que el riesgo de un Brexit duro se ha reducido, un hecho que se ha reflejado en el buen tono de la libra esterlina en las semanas transcurridas desde las elecciones. Los valores centrados en la economía interna cotizan con descuentos enormes para los inversores más optimistas que quieran aprovecharlos.

 

Renta variable de Asia-Pacífico (menos Japón)

 

Después de unos años decepcionantes, los beneficios han entrado claramente en una dinámica positiva. Hemos asistido al mejor arranque del ciclo de beneficios de los últimos cinco años en lo que se refiere a las revisiones al alza. En tanto en cuanto las subidas de tipos de la Fed y la reducción de su balance sean graduales, las perspectivas de la región son positivas. El riesgo principal sería una subida de tipos más rápida de lo que espera el mercado y una renovada fortaleza del dólar.

 

Somos un poco menos optimistas sobre China. Vemos que está gestionándose una desaceleración del crecimiento hasta el entorno del 6,5%. El gobierno quiere reducir el endeudamiento en el sistema financiero, mejorar la transparencia y atajar una burbuja crediticia poniendo coto a las actividades de la denominada “banca informal”. Aunque la necesidad de aprovisionar capital para los préstamos fuera de balance será problemática para las entidades menos solventes, es improbable que afecte a los bancos más grandes y sólidos, que cuentan con ratios de capital adecuados. 

 

Seguimos siendo optimistas sobre los valores de Internet de China, que están experimentando un crecimiento notable. Alibaba prevé un crecimiento de los ingresos del 49% este año (10 puntos porcentuales por encima de las previsiones de los analistas). El auge del comercio electrónico está siendo muy rápido en China y las empresas como Alibaba y Tencent están innovando a un ritmo frenético y adoptando tecnologías como la inteligencia artificial. Su capacidad para segmentar clientes mediante algoritmos está dando un fuerte impulso al gasto publicitario. Ambas empresas están invirtiendo también en tecnologías en la nube y en el importante mercado de pagos móviles (la cuota de tráfico web del móvil es del 56% en China, frente al 30% en Alemania y el 23% en Francia (StatCounter, enero de 2017).

 

 

Renta variable japonesa

 

El PIB real registró un crecimiento del 1% en tasa anualizada en el primer trimestre. Fue el quinto trimestre consecutivo de crecimiento, la primera vez que eso ocurre en once años. La estimación inicial fue un sólido 2,2%, pero se revisó a la baja debido al descenso de los inventarios. Sin embargo, ese descenso de los inventarios es positivo para el crecimiento futuro. Las exportaciones se mantienen fuertes, sobre todo en maquinaria y alta tecnología; las empresas están aumentando sus inversiones debido al aumento de los costes laborales. Afortunadamente, después de tres años de estancamiento el consumo también está dando señales de reactivación. El Banco de Japón sigue aplicando su política de “control de la curva de tipos” para mantener los rendimientos de la deuda a 10 años próximos al cero. El yen se mueve en torno a las 110 unidades por dólar. Las empresas han utilizado mayoritariamente estimaciones conservadoras en torno a 105-107 en sus planes, por lo que tienen cierto margen de maniobra para superar los objetivos. Si la Fed subiera los tipos más de lo que el mercado espera, podríamos ver un debilitamiento de la tendencia y una vuelta hacia el nivel de 115.

 

El IPC subyacente de Japón creció un 0,3% entre enero y abril; el IPC se ha mantenido en territorio positivo desde comienzos de 2017. Algunos economistas piensan que podría subir con fuerza durante el verano. Eso sería positivo para la economía y la bolsa después de dos décadas de deflación. Yamato Transport (Ta-Q-Bin) es un buen ejemplo de empresa japonesa que está beneficiándose del positivo entorno de precios. 

 

Renta variable de la región EMEA/ Latinoamérica

 

La política está volviendo a dominar el sentimiento del mercado, destacando en este sentido el escándalo de corrupción que salpica al presidente Temer por el caso Lava Jato. El tribunal electoral decidió absolverle de la acusación de exigir donaciones ilegales para campañas electorales. Aunque se ha eliminado una amenaza, todavía tiene que superar varias mociones de imputación. Incluso si consigue completar su mandato, su posición es débil, como lo es su capacidad para sacar adelante las reformas más necesarias, como la de las pensiones. En Sudáfrica, Jacob Zuma sigue enfrentándose a las críticas vertidas desde su propio partido. Sin embargo, consiguió superar un voto de censura en un congreso de la ANC celebrado en mayo.

 

Aunque el panorama político y macroeconómico de Sudáfrica es sombrío, el panorama empresarial es más favorable. Nos gustan las empresas con vocación internacional y un buen marco de gobierno corporativo. Afortunadamente, existen muchas empresas así en la bolsa sudafricana. Un buen ejemplo es Steinhoff, un fabricante y distribuidor de mobiliario que vende sus productos en Europa y EE.UU., además de África.

 

El foco de atención se ha alejado de Trump y vuelve a posarse en la política nacional. Asistimos a una ajustada victoria del partido en el gobierno, el PRI, en las elecciones estatales del mes pasado. El miedo a Trump se ha disipado y el presidente estadounidense parece tener cosas más importantes por las que preocuparse, al menos por ahora. La confianza de los consumidores y el consumo se han recuperado, impulsados por los volúmenes récord de remesas enviadas por los mexicanos que trabajan en EE.UU. y que se benefician del favorable tipo de cambio después de la depreciación del peso. A pesar del impulso al consumo, la economía sigue siendo frágil. Seguimos apostando por empresas que tienen costes en pesos pero pueden generar beneficios en divisas, como Grupo México.

 

 

 

Información importante
Este documento es para uso exclusivo de inversores profesionales y no está permitida su distribución a inversores particulares. La presente información no está dirigida a personas residentes en los Estados Unidos. Las rentabilidades pasadas no son garantía de rentabilidades futuras. El valor de un fondo y de cualquier ganancia derivada de él puede bajar o subir. Por lo tanto, puede no recuperar su inversión inicial. El uso de instrumentos financieros derivados puede incrementar los beneficios o pérdidas del fondo. Si su fondo invierte en mercados extranjeros, las variaciones en los tipos de cambio pueden afectar al valor de su inversión. Fidelity/FIL es FIL Limited y sus respectivas subsidiarias y compañías afiliadas. Las referencias a determinados valores no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta de los mismos. Fidelity Funds, Fidelity Funds II, Fidelity Active Strategy Fund y Fidelity Alpha Funds son sociedades de inversión colectiva de capital variable constituidas en Luxemburgo. Las entidades distribuidora y depositaria de Fidelity Funds, Fidelity Funds II, Fidelity Active Strategy Fund y Fidelity Alpha Funds son, respectivamente, FIL (Luxembourg), S.A. y Brown Brothers Harriman (Luxembourg) S.C.A. Fidelity Institutional Liquidity Fund Plc es una sociedad de inversión colectiva de capital variable constituida de acuerdo a las Leyes de Irlanda. El depositario de la sociedad es J.P. Morgan Bank (Ireland) plc. Fidelity Funds, Fidelity Funds II, Fidelity Active Strategy Fund, Fidelity Alpha Funds y Fidelity Institutional Liquidity Fund están inscritas para su comercialización en España en el Registro de Organismos Extranjeros de Inversión Colectiva de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con los números 124, 317, 649, 1298 y 403 respectivamente, donde puede obtenerse información detallada sobre sus entidades comercializadoras en España. Fidelity, Fidelity International, el logo de Fidelity International y el símbolo F son marcas registradas de FIL Limited. Emitido por FIL (Luxembourg), S.A.