Ante la reunión de este viernes de los ministros de la Eurozona para discutir las ayudas a Grecia, os traemos la opinión de  Anna Stupnytska, Economista Global de Fidelity:

Posibilidad del “Grexit” antes de 2020
 
“Pienso que la probabilidad del Grexit (salida de Grecia del euro) se ha incrementado en las últimas semanas. No creo que ocurra este año pero sí que posiblemente ocurra entre los próximos 3 a 5 años, pues en algún momento las duras reformas estructurales y la austeridad pueden tener un coste social y político demasiado alto.
 
A efectos de lograr un importante ajuste competitivo, podría ser más sencillo salir del euro y realizar dicho ajuste mediante una depreciación de la divisa. Esto es lo que posiblemente ocurra en los próximos años. Por ahora hay mucha voluntad política para mantener dentro a Grecia, sobre todo por parte de Alemania. Pero al mismo tiempo, el muro de contención griego ha sido creado en los últimos años, motivo por el cual los mercados no están reaccionando realmente a las continuas tensiones. Pienso que las instituciones tienen un gran poder de negociación y no serán las primeros en parpadear… será el gobierno griego quien lo haga.
 
Todo esto dependerá en gran medida de la política y es importante recordar que tendremos varias elecciones durante los próximos años en la eurozona, particularmente en Francia en 2017 y luego en Alemania. Ya hemos visto el alza en la popularidad de los partidos extremistas y euroescépticos, y si éstos alcanzan el poder en algún momento, no creo que Grecia pueda aguantar en el euro mucho tiempo.
 
Riesgo reducido de contagio
 
“Una salida de Grecia sería relativamente contagiosa, pero no tan mala como habría sido por ejemplo en 2012, cuando ocurrió la última gran crisis. Hay apoyo y el muro de contención se ha levantado. El QE del BCE es particularmente importante a este respectoLos mercados recibirán un golpe y habrá algunas interrupciones pero, en última instancia, será mucho más costoso para Grecia que para el resto. 

Para los países periféricos, el dolor de Grecia ayudará a diluir el riesgo moral  – en otras palabras, tendrán más incentivos para permanecer dentro. A largo plazo, y pese al shock inicial, creo que todo esto puede ser bueno para el crecimiento económico de Grecia y la eurozona. Pero esa no es una historia para este año”