Fidelity España

Fidelity Fidelity es una gestora internacional de fondos, con activos por valor superior a 200.000 millones de dólares

Por qué las decisiones de inversión no son siempre racionales


Escrito 12 Jan 16

Los experimentos en el ámbito de las finanzas conductuales han demostrado que los inversores están lejos de ser racionales en la práctica. De hecho, cuando los inversores se enfrentan a la complejidad y la incertidumbre, las pruebas demuestran sistemáticamente que recurrimos a reglas generales o atajos para la toma de decisiones.

Las investigaciones sugieren que nuestros cerebros tienen dos sistemas cognitivos para tomar decisiones: el Sistema 1, de pensamiento rápido, y el Sistema 2, de pensamiento lento.

El Sistema 1 es automático y a menudo inconsciente; es la parte evolutivamente más antigua de nuestro cerebro, controla las reacciones de lucha o huida y responde ante el entorno lo más rápido posible, especialmente en momentos de peligro.

El Sistema 2 es la parte más moderna de nuestro cerebro y se activa para resolver problemas que requieren cálculos o reflexión. Los inversores suelen recurrir al Sistema 1, que es automático y emocional, durante los periodos de
tensiones e incertidumbre, en lugar de usar el Sistema 2, reflexivo y racional. 
 

Fuente: Datastream, enero de 2016. 

Por otro lado, existen dos grandes sesgos cognitivos que se dejan sentir durante las fases de tensiones en los mercados y que obligan a los inversores a capitular (el que decide es el Sistema 1) y a vender en el momento equivocado por las razones equivocadas: seguir al rebaño y huir de las pérdidas.

La necesidad imperiosa de hacer lo que hacen los demás es un sesgo especialmente fuerte en el comportamiento humano que ha contribuido al desarrollo social, pero no siempre ha ayudado a la hora de invertir. Una de las consecuencias más graves que se derivan de seguir a la manada es que los inversores terminan comprando cuando los precios están altos y vendiendo cuando los precios están baratos. Esto se conoce como "perseguir al
mercado" y es una estrategia de inversión nefasta.

En realidad, es mejor hacer lo contrario: comprar cuando otros tienen miedo y los precios están bajos y vender cuando los demás quieren comprar y los precios están altos. Los mejores inversores lo saben, pero para muchos de nosotros, ir contra el rebaño cuesta mucho, ya que tenemos que luchar contra nuestras emociones.

El segundo sesgo, el rechazo a las pérdidas, es uno de los sesgos conductuales más importantes en la inversión. Los
experimentos demuestran que las personas optan por la opción segura en juegos que ofrecen ganancias, pero optan por el riesgo en juegos que implican pérdidas, y que sentimos el dolor de una pérdida aproximadamente el doble que la alegría por una ganancia. 


También puede interesarte

Comentarios

#1

Kaloxa CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

12 Jan 16

El libro de Kahneman es espectacular, una joya. Muy interesante.


 


#2

chevere09 Inversor particular

12 Jan 16

Vicente,  cual es el titulo del libro ?. Yo estoy ahora digiriendo El
inversor inteligente, que le pedí a los reyes, y aparte de romperme
algunos esquemas, me genera algunas preguntas,para poder llegar a
aplicar todas las recomendaciones. Ojala  hubiera descubierto a Graham
hace 20 años, pero nunca es tarde si la dicha es buena.


#3

Kaloxa CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

12 Jan 16

@chevere09


Pensar rápido, pensar despacio, aquí la ficha en Amazon


http://www.amazon.es/Pensar-r%C3%A1pido-pensar-despacio-DEBATE/dp/8483068613


Si lo quieres en versión original


http://www.amazon.es/gp/product/0141033576/ref=pd_lpo_sbs_dp_ss_1?pf_rd_p=556244407&pf_rd_s=lpo-top-stripe&pf_rd_t=201&pf_rd_i=8483068613&pf_rd_m=A1AT7YVPFBWXBL&pf_rd_r=06RHMYF6VDDWDN48SW60


#4

parras inversor a largo plazo.

12 Jan 16

totalmente de acuerdo, Vicente, es un gran libro para leerle despacio
y para releer a menudo...


#5
13 Jan 16

Estoy totalmente de acuerdo con la estrategia de comprar barato y
vender caro, quien no, y no tener un comportamiento gregario. Pero os
habéis preguntado ¿por qué esta estrategia es tan dificil de llevar a
cabo, no ya por los pequeños inversores, si no por los grandes gurus
de las inversiones o las principales gestoras? .