Mario Draghi, en sus conferencias de prensa, suele argumentar la necesidad de que los países de la zona euro lleven a cabo nuevas reformas. Desde Bruselas, también insisten periódicamente con este mismo requerimiento a las distintas naciones. 

¿Pero qué aportarían realmente las reformas a las economías de los países miembros?

En nuestra última guía Market Insights, mostramos este gráfico que recoge las estimaciones de crecimiento que aportarían las reformas según tres tipologías: mercado laboral, mercado de productos y políticas de pensiones. 

El tamaño de cada barra muestra el efecto sobre el PIB de cada política simulada por separado.

Fuente: OCDE, J.P. Morgan Asset Management. 

La reforma de las políticas de pensiones asume que la relación vida laboral/esperanza de vida tiende a converger con la de Suiza. Se supone que las reformas del mercado laboral reducen gradualmente la tasa de desempleo estructural hasta el 5% en todos los países, donde se situaría de otra forma por encima de este nivel. Las reformas en el mercado de los productos impulsan gradualmente las normativas en cada país hacia las mejores prácticas.

Junto a este gráfico, acompañamos también el índice de dificultades para hacer negocio actual, que muestra también el potencial de mejora que tendrían las distintas economías europeas en comparación con EEUU y Reino Unido.
 

Fuente: Banco Mundial, J.P. Morgan Asset Management.


Como se puede ver, un amplio recorrido para mejorar el crecimiento económico.