¿Qué es la inversión temática?

Los fondos temáticos invierten en tendencias globales a largo plazo que transforman el mundo y crean gran cantidad de oportunidades de inversión.

El ingenio es la piedra angular de la inversión temática. Es el elemento clave que propicia la innovación y corrige los desequilibrios del mundo. A su vez, crea crecimiento que tarda en reflejarse en los precios de las acciones.

Estos desequilibrios que actualmente sufre el mundo pueden darse entre las poblaciones y los recursos, como ocurre con el cambio climático, o producirse en mercados concretos en los que pueden entrar disruptores y poner patas arriba todo un sector desplazando a quienes llevan toda la vida dominándolo.

La interacción entre el ingenio, la innovación y la corrección de desequilibrios da origen a temas de inversión que pueden estar presentes en todos los ámbitos y resultar atractivos. Los fondos temáticos ofrecen una forma totalmente nueva de invertir con el objetivo de lograr un crecimiento sostenible a largo plazo.

La importancia del largo plazo

Cuando hablamos de inversión temática es importante hacer hincapié en la importancia del largo plazo. La inversión temática intenta buscar oportunidades basadas en alternativas sostenibles, sólidas y, lo más importante, con un horizonte temporal a largo plazo. “Esto a su vez nos da la oportunidad de lograr rentabilidades positivas a largo plazo”, afirma David Docherty, director de inversión temática de Schroders.

Temas como el cambio climático o la transición energética (de los combustibles fósiles a energías renovables limpias) no son solo un boom. Han venido para quedarse. 

En la transición energética, por ejemplo, la cantidad de inversión que habrá que hacer en todo el sistema será enorme. Se estima que para que la transición sea completa, hará falta invertir 20 billones de dólares en la próxima década en ámbitos como la generación de energía limpia, el almacenamiento energético, las infraestructuras de transportes eléctricos, las redes de transporte y distribución y los sistemas de respuesta a la demanda y medición inteligentes.  No hay duda que  las ventas de vehículos eléctricos crecerán en el futuro. Muchos países han fijado ya fechas límite para prohibir la venta de vehículos con motor de combustión interna. Por eso, muchos consumidores están sustituyendo sus coches por otros más respetuosos con el medioambiente en un esfuerzo por reducir los efectos del cambio climático. Los años límite para imponer la prohibición van desde el 2025 (dentro de tan solo seis años) en Noruega hasta el 2040 en el Reino Unido. Este contexto presentará oportunidades a largo plazo para muchas empresas, entre ellas, fabricantes de automóviles y energéticas, pero también fabricantes de puntos de carga o equipos para probar las baterías.

El cambio climático: el mayor desafío del planeta

Cuando hablamos de inversión temática es casi imposible obviar el mayor desafío para el planeta en los años y décadas venideros: el cambio climático. 

En Schroders creemos que tanto aquellas empresas que reconocen las amenazas de este fenómeno y aceptan sus desafíos desde el principio, como aquellas que forman parte de la solución a los problemas relacionados con el cambio climático, superarán a largo plazo al mercado en general. Esa es la convicción central del Schroder ISF Global Climate Change Equity, un fondo de renta variable global gestionado activamente, que busca capturar oportunidades en todo el mundo, invirtiendo en compañías que creen que se verán impactadas positivamente por los esfuerzos de transición hacia una economía baja en carbono.

Sector inmobiliario: aprovechar las oportunidades derivadas de la urbanización

Se espera que la mayoría de la población mundial viva en urbes para finales de siglo. Por esta razón, en Schroders creemos que existen oportunidades en el nacimiento de lo que denominamos “ciudades globales”. Este término hace referencia a los lugares donde la gente quiere vivir, trabajar y disfrutar de ocio y cultura ya que cuentan con infraestructuras fuertes, universidades de prestigio, economías diversificadas, mano de obra cualificada, calidad de vida y oferta cultural. Invertir en bienes raíces dentro de estas ciudades ofrece exposición a una amplia gama de sectores y acceso a economías que se espera que superen los crecimientos medios nacionales.En este contexto, el Schroder ISF Global Cities Real Estate tiene como objetivo proporcionar retornos a largo plazo invirtiendo en las compañías que poseen los mejores bienes raíces en las ciudades globales.

La gama de fondos de Transformación Global de Schroders

Con el fin de agrupar todos estos fondos diseñados para proporcionar a los inversores exposición activa a largo plazo a temas potentes y duraderos que están transformando nuestro planeta y nuestra vida diaria, en Schroders hemos creado la gama de fondos de Transformación digital, que, además de los fondos mencionados más arriba, actualmente incluye:

- Schroder ISF Global Cities Real Estate

- Schroder ISF Global Climate Change Equity

- Schroder ISF Global Disruption

- Schroder ISF Global Energy Transition

- Schroder ISF Global Sustainable Growth

- Schroder ISF Healthcare Innovation

 
*Schroder ISF hace referencia a Schroder International Selection Fund

 

Todas las referencias a sectores se realizan únicamente con fines ilustrativos y no constituyen una oferta o recomendación de compra o venta de ningún instrumento financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión.

 

Información Importante     

Las opiniones expresadas aquí son las de distintos equipos de gestión de Schroders, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos. Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A., Sucursal en España, c/ Pinar 7 – 4ª planta.28006 Madrid – España.