Inversión socialmente responsable

Cambio climático, gestión de residuos, energías limpias, igualdad de género… Cada vez más se están haciendo un hueco como una opción de inversión: inversiones no solo rentables, sino que además contribuyan a mejorar la sociedad.