Guía básica para invertir en fondos indexados en 2021

Guía básica para invertir en fondos indexados en 2021

9
Me gusta
5
Comentar
Guardar

fondos-indexados-finectInvertir en fondos indexados es una de las tendencias de inversión de este 2021. La simplicidad en su filosofía de inversión, las menores barreras de acceso y una estructura de costes mucho más asequible que la de los fondos tradicionales convierten a los fondos indexados en uno de los productos más populares entre nuevos inversores e, incluso, entre los más experimentados.

Los fondos indexados han llegado para quedarse y la mayor oferta en España es prueba de ello. Ya no solo estos fondos se comercializan con las carteras de fondos de los gestores automatizados o roboadvisors, sino que varias entidades también los ofrecen ya entre su gama de productos de gestión pasiva.   

Pero, ¿cómo funcionan estos fondos? ¿Qué riesgos tienen? Y, sobre todo, ¿qué hay que tener en cuenta para invertir en fondos indexados? En Finect os damos algunas de las claves para empezar a invertir a través de fondos índice. Además, en Finect hemos creado una sección dónde podrás encontrar los mejores fondos indexados del momento e iniciar la contratación. Entra, compara y elige el que mejor se adapte a tus circunstancias.

No obstante, si no tenéis los conocimientos financieros adecuados y queréis rentabilizar vuestro patrimonio a largo plazo, una de las mejores opciones es recurrir a un asesor financiero. En Finect podéis encontrarlos de forma gratuita

 

Qué es un fondo indexado

Un fondo indexado, también conocido como fondo índice, es un fondo de inversión que tiene por objetivo replicar el comportamiento de un índice bursátil determinado, ya sea el Ibex 35, el S&P500 o el MSCI World, entre otros. 

La filosofía de inversión de los fondos indexados se basa en la gestión pasiva, una modalidad de inversión que requiere de una menor actividad por parte del equipo gestor y que, por tanto, también implica menores costes para el inversor. Esta menor actividad se debe a que los fondos indexados basan su modelo de inversión en la réplica de los índices bursátiles y buscan recoger tanto sus subidas como sus caídas en la misma medida, en vez de superarlo, como ocurre en la gestión pasiva. No obstante, en muchas ocasiones, el comportamiento de estos fondos puede mostrar ligeras divergencias sobre su activo de referencia.  

En el siguente gráfico se puede ver un ejemplo de cómo funciona un buen fondo indexado y cómo varía respecto a su índice. En este caso, el Vanguard Global Stock Index Fund replica prácticamente a su índice de referencia, el MSCI World, en los últimos 10 años.  

msci-world-index-vanguard-global-stock-finect

¿Es lo mismo un fondo indexado que un ETF?

Cuando se trata de invertir en fondos de gestión pasiva es necesario diferenciar entre fondos indexados y ETFs, ya que son productos distintos. El problema es que muchos inversores no ven la diferencia, ya que ambos buscan replicar un determinado índice. 

No obstante, la operativa y el funcionamiento son diferentes entre los fondos indexados y los ETFs (Exchange Traded Fund). Los primeros funcionan como un fondo de inversión tradicional, es decir, se suscriben y se reembolsan de igual forma que el resto de fondos. Los ETFs, por su parte, funcionan como una acción, por lo tanto, se pueden comprar y vender en cualquier momento. 

Además, existen otras diferencias. Una de ellas es la liquidez. Mientras que los fondos índice o indexados deben guardar un porcentaje de liquidez de manera obligatoria, los ETFs o fondos cotizados invierten el 100% del efectivo.   

Otra diferencia importante son las comisiones. Por lo general, los ETFs tienen comisiones de gestión algo más reducidas. Sin embargo, cada vez que se quiera invertir más en el ETF es necesario pagar comisión de compra-venta, ya que su funcionamiento es igual al de las acciones. 

Por último, también existe una gran variación en cuanto a su fiscalidad. Y es que los indexados cuentan con una ventaja fiscal respecto a los ETFs, ya que el traspaso de fondos está exento de tributación. No ocurre lo mismo con los ETFs, que deben pagar impuestos por la ganancia obtenida, al igual que las acciones.  

Ventajas y desventajas de invertir en fondos indexados

Invertir en fondos indexados en 2021 puede ser una buena alternativa para apostar por un índice con costes bajos. Sin embargo, no todo son ventajas. Estas son algunas de las ventajas y desventajas de los fondos indexados

Ventajas de los fondos indexados

  • Ahorro de comisiones. Puesto que los fondos indexados no requieren una actividad continuada por parte de un equipo gestor, las comisiones de estos productos son mucho más reducidas. 
  • Diversificación de la inversión. Invertir en un fondo indexado implica apostar por un índice concreto que engloba varias empresas, sectores o zonas geográficas. Por lo tanto, permite diversificar y ahorrar tiempo seleccionando un solo fondo en lugar de seleccionar diferentes compañías. 
  • Fiscalidad. La tributación es otro de los puntos a favor de los fondos indexados, ya que, al igual que los fondos de inversión tradicionales, permiten el traspaso sin tributar por las plusvalías.
  • Comportamiento positivo. Pese a que la estrategia de estos fondos es la de replicar un índice determinado, esto no implica que el resultado sea peor al de los fondos de gestión activa, que tratan de batir a los índices. De hecho, en muchos casos la rentabilidad de los mejores fondos indexados ha superado a muchos gestores. En la siguiente gráfica podéis ver la rentabilidad acumulada de la gestión pasiva y de la gestión activa entre 2009 y 2018, extraída del primer Observatorio de la Gestión Pasiva, que elaboró Finizens el pasado año (pincha en la foto para ampliar). 

rentabilidad-fondos-indexados-pasiva-activa-finect

Desventajas de los fondos indexados

  • Riesgo de que los índices se comporten mal. Los fondos indexados replican a los índices de referencia y, por tanto, si estos índices sufren caídas, el comportamiento del fondo se verá afectado considerablemente. En estos casos, al no tener una filosofía de gestión activa, si se producen caídas no se harán demasiados cambios en la composición del fondo, por lo que si el mercado en el que se invierte está en negativo, el fondo también lo estará previsiblemente. 
  • Riesgo geográfico. Aunque la diversificación es una de las ventajas de los fondos indexados porque permiten estar expuestos a un mercado completo, existe cierto riesgo geográfico. Es decir, si invertimos en un fondo que replica al índice estadounidense S&P 500 y no se tiene exposición al Eurostoxx50 estaremos solo condicionados con las subidas y bajadas del mercado estadounidense pero, quizás, estemos perdiendo las subidas en el continente europeo. 
  • Oferta de productos. Otra de sus desventajas es la menor oferta existente en comparación con fondos de inversión tradicionales. Afortunadamente, esto va cambiando y ya empieza a formar parte de la oferta de algunos bancos, aunque hasta hace poco solo se podían contratar en determinados supermercados de fondos, gestoras de inversión o contratando carteras de fondos indexados a través de gestores automatizados.

Cómo invertir en un fondo indexado

Ahora bien, una vez que sabemos qué son los fondos indexados, otra de las grandes preguntas es cómo invertir en fondos indexados en España. Puesto que hasta ahora la oferta para invertir en fondos indexados era reducida, muchos inversores no saben dónde acudir para encontrar los productos más populares. 

Uno de estos productos más demandados son los fondos de la gestora Vanguard, creada por John C. Bogle, el considerado como padre de la gestión pasiva. En la mayoría de los casos para acceder a fondos de este tipo los inversores se encuentran distintas barreras. Una de ellas es la de encontrar un banco español que los comercialice. La otra, el importe mínimo de inversión, que puede llegar hasta los 100.000 euros, algo que no está al alcance de todos los inversores particulares. 

Lo mismo ocurre con otros productos de diferentes gestoras, que también son demandados entre los inversores, como los fondos indexados de Amundi, BlackRock (iShares) o Pictet, entre otros. Afortunadamente, en los últimos meses el mercado español ha avanzado considerablemente en la comercialización de estos fondos y los inversores cuentan con diferentes alternativas para acceder a los mejores fondos indexados. 

Invertir en fondos indexados con un roboadvisor

Una de las opciones para invertir en fondos indexados en este 2021 es hacerlo a través de un gestor automatizado o roboadvisor. Los roboadvisors utilizan algoritmos para crear diferentes carteras de inversión de fondos indexados que combinan con la supervisión de un equipo de expertos. 

Para invertir a través de estos roboadvisors el usuario realiza un test que sirve a estos gestores automatizados para determinar qué tipo de cartera de inversión se le recomienda adaptada a su perfil de riesgo. Estas carteras se componen de diferentes fondos de inversión indexados que replican distintos índices, por lo que permite tener una inversión diversificada. 

En la actualidad son varios los roboadvisors disponibles en España. En nuestro escaparate podéis consultarlos todos, ver las opiniones de otros usuarios y elegir el que mejor se adapte a vuestras necesidades. A grandes rasgos, los roboadvisors que encontramos en nuestro país son MyInvestor, Indexa Capital, Popcoin, Finizens, Inbestme, Finanbest, Fintup, Smart Money de CaixaBank o el servicio Invertimos por ti de Openbank. Todos ellos ofrecen un servicio de carteras indexadas adaptadas a distintos perfiles de inversión. 

En estas carteras se pueden encontrar fondos de firmas de inversión como Vanguard, Amundi, iShares o Lyxor y el coste total de las mismas se sitúa entre el 0,42% y el 1,2% para una cartera de inversión de 10.000 euros

 

Invertir en fondos indexados por tu cuenta (con un banco)

Si se tienen ciertos conocimientos financieros y se quiere invertir en fondos indexados para complementar una cartera de gestión activa o para apostar por un determinado índice también es posible hacerlo de manera individual, aunque, obviamente, conlleva mayores riesgos. 

Para poder hacerlo basta con abrirse una cuenta en alguno de los bancos y neobancos que comercializan estos fondos indexados en la actualidad. Uno de los más recientes en ofrecer fondos indexados de Vanguard, iShares, Fidelity o Amundi ha sido MyInvestor, que no cuenta con mínimo de inversión para los fondos de estas gestoras (salvo para Fidelity). 

Además de este neobanco, también hay otras opciones como EBN Banco, Fundsfy, Openbank o Selfbank, donde los inversores particulares pueden contratar fondos indexados de diferentes gestoras internacionales. En cuanto a las comisiones, algunos fondos indexados como el Vanguard Global Stock Index pueden contratarse con una comisión de gestión del 0,18%. 

Si queréis contratar fondos indexados por vuestra cuenta en Finect podéis echar un vistazo a la gama de productos que ofrecen algunos de estos bancos en nuestro escaparate de fondos indexados

 

Mejores fondos indexados 2021

Dentro de la gama de fondos de gestión pasiva, algunos de los fondos que mejor lo están haciendo en este año 2021 son los siguientes: 

Mejores fondos indexados Año 3 años 5 años
AMUNDI INDEX EQUITY GLOBAL MULTI SMART ALLOCATION SCIENTIFIC BETA 23,10 - -
AMUNDI INDEX MSCI EMERGING MARKETS 13,50 - -
AMUNDI INDEX BARCLAYS US GOV. INFLATION - LINKED BOND 12,21 - -
PICTET INDIA INDEX 10,87 8,81 9,73
CSIF (LUX) EQUITY EMERGING MARKETS ESG BLUE 10,74 9,76 -

Fuente: Morningstar. Datos actualizados a 5 de marzo de 2021. 

Comisiones al invertir en fondos indexados

Tal y como hemos comentado, una de las ventajas que ofrecen los fondos indexados son sus bajas comisiones respecto a los fondos tradicionales. ¿Pero hasta dónde puede llegar la diferencia? Todo depende del producto elegido y de la forma en la que se contrate. En el caso de los fondos indexados no será lo mismo invertir a través de un roboadvisor que hacerlo por nuestra cuenta. 

En el caso del primero los costes totales son algo mayores, pero, a cambio, el inversor tiene una cartera de inversión configurada con diferentes productos y ajustada al perfil de riesgo. En esta comparativa podéis ver los costes de estos gestores automatizados para los inversores que opten por una cartera de 10.000 euros, que empiezan desde el 0,42%. En esta otra comparativa podéis ver los costes de las carteras indexadas superiores a 100.000 euros que son, en algunos casos, ligeramente inferiores al invertir una mayor cantidad. 

Si se invierte en fondos indexados por nuestra cuenta los costes son ligeramente inferiores. De media, la comisión de gestión de estos fondos se suele situar entre el 0,2% y el 0,3%. No obstante, en algunos casos podemos encontrar productos con comisiones de gestión que llegan hasta el 0,12%, como el caso del Vanguard European Stock Index Fund

En cualquier caso, tanto las comisiones de invertir por nuestra cuenta como las aplicadas por los gestores automatizados son considerablemente inferiores a las que encontramos en los fondos de gestión activa, cuya comisión máxima se eleva hasta el 2,25%.  

Mínimo para invertir con un fondo indexado en 2021

Una de las ventajas que trae la ampliación de la oferta de fondos indexados en España es la eliminación de las barreras en los límites de inversión. Hasta hace relativamente poco, invertir en fondos indexados populares como los de Vanguard solo estaba reservado a inversores con patrimonios elevados, ya que el mínimo se fijaba en los 100.000 euros. 

En la actualidad, con la ampliación de la oferta, estos fondos indexados y otros de gestoras como Amundi, iShares o Pictet pueden encontrarse sin un mínimo de inversión en entidades como MyInvestor o Fundsfy o con mínimos de 2.500 euros en bancos como EBN Banco, un importe mucho más accesible respecto a los mínimos que se fijaban antes de extender la oferta en nuestro país. 

Si se elige invertir en carteras de fondos indexadas mediante un roboadvisor, la cantidad mínima la fija el gestor automatizado. Así, por ejemplo, entidades como Openbank o CaixaBank Smart Money fijan un mínimo de 500 euros, llegando hasta los 3.000 euros en el caso de Indexa Capital, cifras también relativamente bajas. 

¿Se puede perder dinero invirtiendo a través de un fondo indexado?

Como en cualquier producto de inversión, invertir a través de fondos indexados no está exento de riesgos. El principal al que se enfrentan los inversores es que el índice al que replica el fondo tenga un comportamiento negativo y, por lo tanto, se cosechen pérdidas. No obstante, la diversificación con la que cuenta el propio fondo lo hace poco probable, ya que al tener el dinero depositado en la mayoría de las compañías que representan a un índice resultaría complicado que todas ellas tuvieran pérdidas al mismo tiempo, por lo tanto, perder la totalidad de la inversión resultaría poco probable. 

Un problema diferente tendría lugar si la entidad en la que se contrata el fondo indexado quiebra. No obstante, estos bancos están supervisados por el Banco de España y regulados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), además de estar adheridos al FDG (Fondo de Garantía de Depósitos), por lo que, incluso en un caso tan extremo como este, también es poco probable perder la inversión. 

¿Y qué pasa con el dinero que deposito en un roboadvisor para invertir en fondos indexados? En estos casos ocurre algo parecido, ya que los gestores automatizados deben estar regulados por la CNMV y el dinero invertido ha de estar depositado en otros bancos que, a su vez, también están supervisados por el Banco de España y la CNMV. 

¿Tienes preguntas sobre fondos indexados?

¿Te quedan dudas sobre cómo invertir en fondos indexados en 2021? Si tienes alguna pregunta a la que no hemos respondido en este artículo te animamos a hacerla en nuestra sección de preguntas. ¡Allí, tanto el equipo de Finect como los profesionales de nuestra plataforma de asesoramiento financiero resolverán todas tus cuestiones!

0 ComentariosSé el primero en comentar
User