Cómo tributa la indemnización por despido en la renta 2019

Cómo tributa la indemnización por despido en la renta 2019

2
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Cómo tributa la indemnización por despido en la renta

¿Cómo tributa la indemnización por despido? ¿Hay que pagar impuestos por el finiquito? Quedarse en paro ya es suficientemente duro como para encima ponerse a pensar en la declaración de la renta.

Por fortuna, las indemnizaciones por despido están exentas de tributar en la renta siempre que cumplan ciertos criterios. En otras palabras, no habrá que sumar ese dinero al resto de ingresos cuando toque hacer la declaración de IRPF 2019.

Estos requisitos para no tributar por la indemnización son:

- Que la indemnización no supere las cantidades marcadas por el Estatuto de los Trabajadores (te lo explicamos más abajo)

- Que la cuantía de la indemnización venga marcada por una sentencia judicial tras impugnarse el despido.

En cualquier caso, si la indemnización supera los 180.000 euros, habrá que pagar impuestos por ella en la declaración de la renta (más adelante te explicamos cuántos).

Esta normativa general afecta a todo tipo de despidos, es decir, incluye la indemnización por ERE.

Las indemnizaciones del Estatuto de los Trabajadores

En este punto es fácil que te estés preguntando cuáles son esos máximos legales que cobrarás si te despiden. La cantidad se calcula como una serie de días por año trabajado. Este número dependerá del tipo despido y de la antigüedad del contrato. Y es que la legislación laboral al respecto ha ido cambiando a lo largo del tiempo.

De forma resumida, esto es lo que te interesa saber

- Si el despido es procedente y te corresponden 20 días por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades. En otras palabras, no cobrarás más de un año de sueldo como indemnización. La excepción son los despidos colectivos vía ERE en los que se acuerden cantidades superiores durante la negociación.

- Si el despido es objetivo y no se declara después improcedente, recibirás también 20 días de salario por año trabajado hasta 12 mensualidades.

- Si el despido es improcedente la empresa te tendrá que pagar 33 días por año trabajado hasta un máximo de 24 mensualidades por el tiempo que lleves en ella desde el 12 de febrero de 2012. Si estás en la empresas desde antes, por ese periodo anterior te tendrán que indemnizar con 45 días por año trabajado hasta un máximo de 42 mensualidades. El cálculo se hará siempre de forma proporcional.

- Si se trata de un ERE la indemnización mínima será de 20 días por año trabajado hasta 12 mensualidades, pero puede ser mayor si así lo acuerda la empresa durante el proceso de negociación. Esto hace que la fiscalidad de los ERE sea ligeramente diferente al resto, ya que no se aplicarán esos límites tan estrictos. De hecho, se puede aumentar hasta los 33 días por año trabajado del despido improcedente, manteniendo siempre el límite de los 180.000 euros. 

Según la tributación del despido por causas objetivas, el dinero que cobres dentro de estos límites está exento de pagar impuestos. ¿Qué ocurre con el resto?

Cuánto hay que tributar por el despido

Fuera de esta exención quedan las cantidades que superen los límites legales y también las indemnizaciones que no sean por despido. Un ejemplo sería la finalización de un contrato temporal que da derecho a percibir una indemnización pero no se trata de un despido.

También habría que pagar impuestos por los pactos entre empresa y trabajador que no hayan sido firmados en un acto de conciliación. En otras palabras, que antes de firmar un pacto diferente a lo que marca la ley, es mejor que reclame y lo firmes en el acto de conciliación. Así Hacienda no tendrá dudas de si la empresa y tú intentáis defraudar con las condiciones del despido.

El siguiente cuadro de Hacienda resume mejor la situación en cada caso: (haz click en la imagen para ampliarla)

Qué indemnizaciones tributan en la declaración de la renta

Cómo tributan las cantidades del despido que sí pagan impuestos

Las indemnizaciones por despido no exentas se consideran una renta del trabajo. En otras palabras, se sumarán a tu sueldo, al paro que cobrarás después (sí, el paro no está exento de tributar) e incluso el dinero de tu plan de pensiones cuando lo rescates.

Para Hacienda esa indemnización es como si hubieses ganado más dinero. La casilla de la renta 2019 en la que poner la indemnización por despido cuando tributa está en el apartado A, destinado a los rendimientos del trabajo.

¿Qué casillas tengo que utilizar en mi declaración de la renta?:

0 ComentariosSé el primero en comentar
User