Qué son los planes de pensiones de empleo y cómo piensa incentivarlos el Gobierno

Qué son los planes de pensiones de empleo y cómo piensa incentivarlos el Gobierno

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Plan de pensiones de empleo

Los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE 2021) han puesto sobre el mapa los planes de pensiones de empleo o PPE, un gran desconocido en España.

En nuestro país, referirse a planes de pensiones es hacerlo de forma casi exclusiva a los planes individuales. Los planes de empleo son pocos y uso es casi anecdótico más allá de la administración, las grandes empresas y las multinaciones. Por eso mismo, en un país regido por pymes, pocas personas cuentan con uno.

En concreto, apenas 1,97 millones de personas tienen uno según los datos de Inverco, muy por debajo de los 7,48 millones de partícipes de los plan de pensiones individuales. Si cristaliza el nuevo plan del Gobierno vía los PGE 2021, ese número debería crecer exponencialmente en los próximos años.

Y es que, más allá de los incentivos fiscales mejorados que más adelante tratamos, el Ejecutivo piensa en un sistema de adscripción automática a los planes de pensiones de empresa. De esta forma, todo trabajador contaría directamente con un PPE, salvo que renunciase a él de forma expresa.

Hasta ahí puede llegar la influencia de estos planes. ¿Tienes dudas sobre cómo funciona un PPE? Vamos a resolverlas.

¿Qué es un plan de pensiones de empleo?

Los PPE son sistemas de previsión social que sirven para complementar la pensión pública. La principal diferencia entre un plan de pensiones de empresa y un plan de pensiones individual es que el segundo lo promueve una empresa para sus trabajadores, de ahí su nombre.

Desde un punto de vista práctico, esto quiere decir que el promotor del plan de pensiones será la empresa, entidad o sociedad y el partícipe los trabajadores que decidan suscribirlo y adherirse a él.

Estos planes de pensiones de empresa son voluntarios y no hay obligación de adscribirse a ellos, aunque el Gobierno pretende que esa adhesión sea automática. En este vídeo te lo explicamos mejor (a partir del minuto 8:54)

¿Cómo funciona un PPE?

De forma similar a un plan de pensiones al uso. El plan destina en dinero de los ahorradores en un fondo de pensiones, que es quien determina la política de inversión en función de la modalidad del PPE y sus objetivos.

Lo que cambia en un PPE respecto a un plan de pensiones individual es quiénes pueden realizar y realizan aportaciones.

Una de las ventajas de los planes de empleo es que combina aportaciones de los trabajadores y de la empresa. Además, ambos reciben incentivos fiscales por invertir. Para el trabajador, el dinero que invierta será deducible en la declaración de la renta, como con un plan individual. Las aportaciones que realice la empresa serán un beneficio adicional a su salario.

¿Y para la empresa? Las aportaciones que realice a favor de los empleados también son un gasto deducible en el impuesto de sociedades.

¿Son obligatorias las aportaciones de la empresa al PPE?

Sí, la empresa debe hacer aportaciones al plan en los términos que marque el mismo. A partir de ahí, hay empresas que incentivan las aportaciones individuales de los empleados igualando, duplicando o triplicando el dinero que inviertan.

Este sistema es muy habitual en países sin apenas previsión social pública como EE.UU. como una fórmula de espolear el ahorro individual. Así, si el trabajador aporta 1.000 euros al plan, la empresa sumará otros 1.000 euros por su cuenta.

Estos incentivos pueden ser generales, pero no tienen por qué. Las contribuciones de la empresa pueden ser diferentes en función del rango del trabajador. En cualquier caso, esto debe aparecer reflejado en las especificaciones del plan.

¿Cuánto se puede aportar a un PPE?

Actualmente el límite que puedes invertir en un PPE es de 8.000 euros sumando las contribuciones del trabajador y la empresa. Los PGE 2021 elevan la cifra en 2.000 euros hasta los 10.000 euros anuales.

En caso de partícipes con discapacidad el límite aumenta hasta los 24.240 euros al año.

¿Se puede aportar a un PPE y a un plan del sistema individual?

Sí, es compatible contar con un plan de empresa y un plan individual. Lo que no se podrá hacer es aportar más de 8.000 euros al conjunto de ambos en 2020 o 10.000 euros a partir de 2021.

Además, desde 2021 el limite de inversión en planes de pensiones individuales con derecho a deducción es de 2.000 euros. Aquí puedes ver cómo te afecta ese cambio si ya tienes uno o piensas en contratar.

¿Cuánto cuesta invertir en un PPE?

Los PPE no están exentos de costes. También tienen sus comisiones, que están limitadas por ley. La comisión máxima de gestión es del 1,5% y la depositaria del 0,25% a lo que se suman los gastos propios del plan.

En comparación a los planes individuales, los planes de empleo son mucho más baratos en términos de comisiones. En 2019 su comisión media de gestión fue del 0,21% por el 1,06% para los planes individuales según los datos de la Dirección General de Seguros, el organismo encargado de su supervisión.

¿Quiénes pueden invertir en un PPE?

Sólo los empleados de la empresa pueden tener un PPE y solo si la empresa en la que trabajan cuenta con uno. La empresa y el propio empleado serán quienes puedan realizar aportaciones

Por su parte, la compañía que disponga de esta herramienta, debe ofrecerlo a los trabajadores con más de dos años de antigüedad, aunque lo más habitual es ponerlo a disposición de todos los empleados. De hecho, es un incentivo muy valorado.

¿Tu empresa no tiene PPE? Puedes abrirte tu propio plan por tu cuenta. En nuestra sección de planes de pensiones encontrarás los más valorados y herramientas para ver cuál es mejor para ti.

 

Tampoco olvides que hay alternativas a los planes de pensiones para planificar tu jubilación.

¿Cómo tributan las aportaciones al plan de pensiones de empresa?

Las contribuciones de la empresa al PPE se consideran una retribución en especie, por lo que tributarán en la declaración de la renta como una renta del trabajo, igual que el salario.

Las aportaciones que excedan de los límites de 8.000 euros (10.000 euros en 2021) o un 30% de los rendimientos netos del empleado se podrán reducir de la base imponible en los 5 ejercicios siguientes.

Por su parte, las inversiones de los empleados tendrán la misma consideración que las aportaciones a planes de pensiones individuales.

¿Cuántos impuestos hay que pagar al recuperar el PPE?

La fiscalidad de los PPE al recuperar el dinero es la misma que la de un plan de pensiones al uso. Esto quiere decir que tributarán como un rendimiento del trabajo y que podrás recuperar el dinero en forma de capital, renta o una combinación de ambas.

En este artículo puedes ver cómo recuperar el plan de pensiones para pagar menos impuestos.

¿Se puede traspasar un PPE?

Esta es otra de las diferencias entre un PPE y un plan individual. Los PPE no pueden traspasarse a otro plan y mucho menos a uno individual salvo por terminación del PPE.

¿Qué pasa con el PPE si te cambias de empresa?

Esta es la pregunta inmediata que surge después de la anterior. ¿Qué ocurre con los derechos consolidados cuando el empleado deja la empresa? Básicamente que se mantienen y que el partícipe pasa a ser un partícipe en suspenso. Eso quiere decir que mantiene sus derechos, pero que se suspenden sus aportaciones.

Así, podrá recuperar el dinero del PPE al jubilarse, salvo que el plan permita explícitamente su traspaso a otro PPE. Esta es una cuestión a la que ya están dando vueltas desde el Gobierno. Entre las opciones que utilizan en otros países está adaptar el concepto de la mochila austriaca a las aportaciones a los planes de empresa. De esta forma, al cambiar de empresa te llevaría el ahorro del PPE al PPE de la nueva compañía.

¿Y si quiebra la compañía?

Como ocurre con los fondos de inversión en caso de quiebra de la gestora, los partícipes nunca pierden su dinero. Si la empresa promotora del PPE quiebra, tú mantendrás tu dinero y ese capital se integrará en otro PPE o en el plan individual que elijas.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User