Residencia fiscal y residencia habitual: ¿cómo influyen en la declaración de la renta?

Residencia fiscal y residencia habitual: ¿cómo influyen en la declaración de la renta?

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

domicilio-fiscal-habitual-renta-finectEl lugar en el que presentes la declaración de la renta hará que pagues más o menos impuestos en el IRPF. Y es que la renta se divide en un tramo estatal, común a todos los contribuyentes y otro autonómico, que depende de cada región.

Cada comunidad autónoma puede aplicar sus propios tramos de IRPF y establecer las deducciones que considere oportunas para adaptar el impuesto a las características de su región. Por eso mismo, presentar la renta en Madrid o hacerlo en Valencia puede arrojar resultados completamente distintos con el mismo salario y las mismas circunstancias personales.

¿Quieres ahorrarte dinero y evitar errores en tu declaración de la renta? Con Finect y Taxdown sólo pagarás si te ahorras un mínimo dentro de tu declaración. Para ello deberás rellenar el formulario que te dejamos a continuación. El proceso no te llevará más de 10 minutos y puede servir de gran ayuda para ahorrarte un dinerito.

 

¿Dónde hay que presentar la declaración de la renta?

Esta es una de las dudas sobre la renta más repetidas. De hecho, ha salido en más de una ocasión en apartado de preguntas.

Lo primero que debes tener claro es que Hacienda tiene su propio criterio para determinar cuál es tu domicilio fiscal y también cuál se considera tu vivienda o residencia habitual. Para la Agencia Tributaria tu domicilio fiscal se define como:

  • La comunidad autónoma en la que se haya residido un mayor número de días al año

  • El principal centro de intereses en una comunidad autónoma cuando tienes varias residencias en una misma región.

  • La última residencia declarada en el impuesto sobre la renta. Por eso mismo, salvo que informes a Hacienda de cualquier cambio, tus datos fiscales de la renta reflejarán el domicilio fiscal del año anterior.

El criterio principal para determinar cuál es tu domicilio fiscal y, por lo tanto, donde debes hacer la renta es el primero. En otras palabras, tu domicilio fiscal está en la comunidad donde hayas residido más tiempo durante el año. ¿Y los otros dos criterios? Son los que se usan para dirimir los casos donde hay duda, que normalmente son dos.

¿Qué casillas tengo que utilizar en mi declaración de la renta?:

Cuando te has mudado de comunidad

Si cambias de residencia a mitad de año se aplicará normalmente el primer criterio. Es decir, tendrás que sumar los días que has pasado en cada provincia y tributarás en la que hayas estado más tiempo

Si el cambio es por motivos laborales y estabas en paro, recuerda que puedes beneficiarte de la deducción por cambio de residencia.

Cuando vives en una comunidad diferente a la de tu familia

No son habituales, pero hay casos de personas que residen en una comunidad por trabajo durante la semana y el fin de semana retornan a casa. ¿Dónde hay que presentar la renta en este caso? La respuesta depende de la modalidad que elijas para presentar la renta.

Si presentáis la declaración individual, cada uno lo hará en la comunidad en la que resida acogiéndose a la normativa autonómica y a sus deducciones.

Por el contrario, si hacéis la declaración conjunta, tributaréis en la comunidad de la persona que tenga una mayor base liquidable. Esto se hace así para que sea la comunidad que saldría más perjudicada quien retenga al contribuyente.

En este artículo puedes ver cuándo compensa presentar la declaración individual o conjunta.

Cuando vives en una comunidad pero trabajas en otra

Domicilio fiscal frente a lugar de trabajo es el caso que más dudas siembra, especialmente en localidades limítrofes. Por ejemplo, un residente en Cantabria que trabaja en Bilbao y se pregunta si puede tributar en el País Vasco, donde la normativa fiscal es diferente.

¿En qué comunidad hay que hacer la declaración de la renta en ese caso? ¿Pesa más el lugar de residencia o el lugar de donde se obtienen las rentas? Como ya has visto, el criterio general apuesta por el lugar de residencia. Tu residencia habitual, donde pasas más tiempo al año, es lo que determina en qué comunidad tienes que declarar el IRPF.

Volviendo al caso anterior, por mucho que trabajes en el País Vasco, tendrás que hacer la renta en Cantabria.

La cuestión cambia cuando se trata de cambios transfronterizos. Por ejemplo, una persona que vive en Portugal pero trabaja en España podría tener que declarar en España atendiendo al criterio de que sus intereses económicos están en España.

Domicilio fiscal, padrón y vivienda habitual, parecidos pero diferentes

Por último, es muy habitual confundir domicilio fiscal con padrón y con vivienda habitual a efectos fiscales. La duda más común en este punto es si estás obligado a declarar en el lugar donde estás empadronado. Nada más lejos de la realidad.

Domicilio fiscal y padrón son dos conceptos diferentes, aunque lo lógico es que coincidan, porque ambos se refieren al lugar donde más tiempo pasas al año. Lo que ocurre es que salvo casos muy concretos, cuando cambias de domicilio fiscal tienes que notificarlo a Hacienda para que lo apunte, pero puedes cambiar de lugar de residencia sin modificar el padrón, por lo menos durante un tiempo.

Por otra parte, la vivienda habitual para Hacienda a efectos de la deducción por adquisición de vivienda habitual y también por la exención por reinversión en vivienda es aquella que se ha habituado por lo menos durante tres años consecutivos.

La importancia de que el padrón y el domicilio fiscal coincidan está precisamente en estas deducciones y ventajas que todavía tiene la vivienda en el IRPF. Y es que Hacienda puede usar el padrón para aducir que la casa por la que desgravas no es la habitual cuando no estás empadronado en ella o recurrir al gasto en suministro cuando estás desgravando por una casa pero cree que no vives en ella.

La mejor forma de evitar problemas es que padrón y domicilio fiscal coincidan y nunca olvidar la regla de los tres años a la hora de aplicar cualquier deducción sobre vivienda salvo la del alquiler.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User