Como todo el mundo está esperando la recogida de beneficios o el segundo hombro o lo que queramos, el mercado sigue tirando hacia arriba.

De momento quienes siguieron el sell in may and go away ya se han perdido una buena recuperación del mercado. A mi todo esto me gusta porque demuestra que las reglas generales no valen para casi nada, que cada caso concreto resulta distinto al de al lado, aunque visto con perspectiva sea similar.

En fin, a ver qué dirección toma ahora el mercado. Hay tanta gente prudente con el verano que lo lógico sería que ya hubiesen cubierto sus carteras por si acaso. Y entonces esta fuerza vendedora ya habría desaparecido. Ojo a los datos de paro que se publican mañana en EEUU.