Este artículo puede parecer obvio para muchos inversores, pero me he decidido a escribirlo por la cantidad de preguntas que no dejo de recibir muy parecidas a las del titular. Todavía hay un desconocimiento profundo sobre los fondos de inversión, así que voy a intentar contribuir con unas preguntas y respuestas con las que intento resolver en la medida de lo posible las dudas. 

 

1. Si un banco quiebra, ¿puedo perder el dinero que tengo en un fondo de inversión de ese banco?

 

No, rotundamente no. Los fondos de inversión no están dentro del balance del banco. Es decir, a diferencia de lo que ocurre cuando contratamos un depósito o metemos dinero en una cuenta, el banco no puede "prestar" ese dinero a otros bancos ni darle una hipoteca con ese dinero a otro ciudadano.

Si le va mal, tampoco podrá utilizar ese dinero para pagar a otros acreedores.

 

2. ¿Pero puedo tener algún tipo de pérdidas en el fondo si quiebra un banco?

 

El fondo invierte el dinero que ponemos en el mismo en activos financieros: acciones, bonos, futuros... Si esos activos en los que invierte sufren pérdidas, el dinero invertido en esos bancos tendrá pérdidas. Si no, no.

Un ejemplo práctico; imaginemos dos fondos de Bankia, uno que invierte en bolsa americana y otro mismo  que invierte en bancos europeos.

Si Bankia es rescatada, el de bolsa americana ni se inmuta. No pasa nada de nada. Seguirá beneficiándo de las subidas de las acciones americanas.  

En cambio, el de bancos europeos lo más normal es que sufra fuertes pérdidas por la caída de las cotizaciones de los bancos. 

 

3. ¿Y si el fondo invierte en depósitos de un banco que quiebra o que sufre una quita?

 

Igual que pasa si una empresa quiebra y su acción se desploma, si hay problemas con unos depósitos el fondo también sufrirá esas pérdidas.

La pérdida será sobre la inversión concreta del fondo en ese depósito o esos depósitos, no sobre toda la cartera. Y será en la parte de la quita que se le aplique.

Por ejemplo, si un fondo invertía un 5% de su cartera en un depósito de un banco chipriota, al que se ha aplicado una quita del 30%, supondrá una reducción del valor del fondo cercana al 2%.

Las inversiones en depósitos de los fondos, a diferencia de los partículares, no está protegida por el Fondo de Garantía de Depósitos.

 

4. ¿Y los fondepósitos?

Los fondepósitos son fondos de inversión que invierten más de la mitad en depósitos bancarios. Si hay una crisis en el sector financiero y llegan problemas a algunos bancos, lógicamente esas inversiones podrían ser fallidas y el fondo sufriría pérdidas. 

Precisamente, debido a que estas inversiones de los fondos en depósitos no están protegidas por el Fondo de Garantía de Depósitos, para ellos no aplica el límite a la rentabidad impuesto por el Banco de España. Es decir, al considerarse los fondos como inversores institucionales, los gestores deben ser conscientes de los riestos que asumen y si el banco que ofrecía más rentabilidad quiebra asumirán la pérdida en la cartera. 

Esto vale para todos los fondos que invierten en depósitos, no sólo para los fondepósitos, aunque a estos sería a los que más les afecte.

 

5. ¿Y los garantizados?

 

Los fondos garantizados aseguran al partícipe un determinado porcentaje de su inversión, que puede llegar a ser parcial, total o incluso también que incluya una rentabilidad mínima. Por ejemplo, los garantizados de renta fija. 

¿Pero quién aporta la garantía? Una entidad financiera. A veces, la misma que lanza el fondo. Por ejemplo, en el folleto del último fondo garantizado de Banco Popular se advierte de que 

 

"Se da la doble circunstancia de que Banco Popular Español, S.A es, además de garante, emisor de algunos de los activos de contado que integran la cartera del fondo durante la garantía.
 
Esta situación puede conllevar un riesgo adicional ya que, en el caso de que Banco Popular Español, S.A entrase en situación de impago, los partícipes no alcanzarán el objetivo de rentabilidad garantizado y Banco Popular  Español, S.A no podría cubrir sus obligaciones como garante. La exposición al mencionado riesgo con Banco Popular Español, S.A quedará acotada a un 20% del patrimonio"
 
Es decir, que efectivamente al contratar un garantizado hay que prestar especial atención en el folleto del fondo a la entidad que aporta la garantía. 
 
 

6. ¿Puedo quedar atrapado en un fondo de inversión?

 
En cincunstancias especiales, la gestora de un fondo puede congelar las retiradas de dinero por parte de los partícipes, para evitar que salidas masivas perjudiquen al resto de partícipes. Esto ha sucedido en los últimos años en España, por ejemplo, con un tipo de fondos muy concretos: los inmobiliarios. ¿Por qué? El dinero invertido en estos productos tenía como objetivo comprar inmuebles, para después venderlos o alquilarlos. 
 
Al estallar la crisis, los inversores quisieron recuperar el dinero invertido por miedo a que el valor de esas propiedades se desplomara. Pero los fondos no tenían liquidez para devolver el dinero a todos a la vez, sino que tenían que ir vendiendo su cartera de pisos, edificios y oficinas, algo que les está llevando su tiempo. En ocasiones, demasiado, como es el caso del Segurfondo Inversión, donde todavía siguen atrapados muchos inversores.
 
Esto sólo puede suceder en fondos que invierten en activos no líquidos y coincida que haya una oleada de retirada de fondos masiva. Pero es tremendamente complejo que ocurra en los fondos que invierten en productos cotizados en mercados regulados.
 

7. ¿Los fondos de inversión están garantizados por el Estado? 


¿Y si en el peor de los casos hay problemas? ¿Garantiza el Estado mi dinero? No. La garantía de los fondos de inversión no es pública, invertir en fondos es seguro, porque si el banco quiebra no nos afecta, pero no hay ningún tip de 'seguro público' más allá.
 

En resumen


Los fondos de inversión están al margen de los balances de las entidades financieras y, por lo tanto, no se ven afectados como tal por los problemas que éstas puedan tener
 
La clave del dinero que invertimos en fondos está en cómo evolucionan los activos en los que invertimos a través del fondo, en lo que tienen dentro.
 
Si el precio de estos cae o si incumplen sus compromisos de pago, su valor en la cartera bajará. 
 
Si el precio de los activos en los que invierte el fondo suben, no habrá ningún problema, incluso aunque la entidad financiera a la que pertenece la gestora quiebre.
 
Hay fondos de todas las variedades y estilos. Como siempre, mi consejo es enterarse bien de los riesgos de cada producto y, si hay dudas, preguntar por los de ese producto en concreto.

Para mí, conociendo bien los posibles riesgos que puedan tener (cada producto financiero tiene los suyos, sin excepción), los fondos son el mejor vehículo para la inversión a medio y largo plazo, sin ninguna duda. La clave es elegir bien.
 
Os agradezco si contribuis al artículo con vuestras preguntas y comentarios, o completando la información que intento aportar.
 
Artículos relacionados: