Día mundial del agua: Cómo la inversión sostenible puede reducir su escasez

Día mundial del agua: Cómo la inversión sostenible puede reducir su escasez

3
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Desde que en 1993 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Río claro (Brasil) se propuso celebrar el día del agua, todos los 22 de marzo recordamos la relevancia de este líquido esencial. A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, más de una de cada seis personas en el mundo se ve afectada por estrés hídrico.

Lo más alarmante es que las previsiones estiman un empeoramiento drástico de la situación, ya que la FAO pronostica que 1.900 millones de personas vivirán en países o regiones con escasez absoluta de agua para 2025. Además, la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) asegura que el calentamiento global producirá menos lluvias, más intermitentes, y un aumento de las temperaturas, lo que contribuirá a su evaporación y a tener menos agua en las diferentes cuencas.  

Eso, sin contar el incremento de la demanda. Naciones Unidas espera que para 2050 sea un tercio superior a la actual, porque empezarán a consumirla 2.200 millones de personas que hoy en día viven sin agua corriente. De hecho, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número seis trabaja directamente para que en 2030 toda la población tenga acceso a agua y saneamiento. 

El sector financiero puede contribuir directamente a revertir esta situación. En su momento el Banco Mundial, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS), establecieron que el coste de hacer posible este objetivo sería de unos 28.400 millones de dólares al año entre 2015 y 2030. Pero, es más, si se quiere parar el calentamiento global, Naciones Unidas estima que en la presente década se necesitarán destinar 6 billones de dólares cada año para poder cumplir la Agenda 2030.

Por ello, resulta vital el impulso a la inversión responsable para captar nuevos recursos, además de impulsar productos financieros innovadores, como los bonos sostenibles, los verdes o los sociales. J.P. Morgan Asset Management trabaja directamente para hacerlo posible desde 2016, cuando integró los criterios ESG en su estrategia de inversión. 

Los factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) son un conjunto de métricas que pueden afectar al desempeño de las empresas y otros emisores de valores. “Creemos que es importante considerar cómo los emisores gestionan los riesgos y oportunidades en el ámbito ESG como parte de nuestras decisiones de inversión”, aseguran desde la gestora. 

Los equipos de inversión de Alternatives, Equities, Global Fixed Income, Currency & Commodities (GFICC), Global Liquidity y Global Asset Management Solutions de la gestora han formalizado sus procesos de integración de factores ESG para mandatos y fondos segregados gestionados activamente, tanto en estrategias sostenibles tradicionales como dedicadas. 

Mayor rentabilidad para el inversor

Pero es que además la inversión bajo criterios ESG ofrece rentabilidades superiores a las tradicionales. En Europa, el índice MSCI Europe ESG superó en 2020 en rentabilidad al índice MSCI Europe en casi un 4% según Morningstar. También en Europa, los fondos de temática sostenible rentaron de media el 15%, frente a la pérdida superior al 2% del Stoxx Europe 600 y en línea con el alza del MSCI World Index. Además, un metaanálisis de más de 2.000 estudios académicos concluyó que una gran mayoría (alrededor del 89%) de los estudios empíricos identifican una relación positiva entre los factores ESG y el desempeño financiero de las empresas.

“Para nosotros está claro que los factores ESG afectarán cada vez más a la capacidad de las empresas de operar y generar rentabilidades, en el presente y a largo plazo”, afirman desde JP Morgan Asset Managment. Por ello, confían en que la integración sistemática de su proceso de inversión de la información ESG, cuando sea material y relevante, contribuirá a lograr un mejor rendimiento financiero, a través de decisiones de inversión mejor fundamentadas y una gestión de riesgos reforzada.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User