Schroders: "Todos ganan con la inversión sostenible". Descubre más en Outlook

Schroders: "Todos ganan con la inversión sostenible". Descubre más en Outlook

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

Finect celebrará el 1 de diciembre Outlook a las 16:00h, un evento en el que las grandes firmas de inversión te contarán, como nunca lo han hecho, sus perspectivas para 2021. Los representantes de BNY Mellon, Capital Group, Edmond de Rothschild AM, Franklin Templeton Investments, Nordea y Schroders tendrán que verse las caras con tres periodistas financieros: Sandra Sánchez (Expansión), Rubén Escudero (El Español) y Óscar Giménez (El Confidencial); y con tres selectores de fondos Jonás González (Mutuactivos), Belén Blanco (BBVA) y Carlos Farrás (DPM Finanzas), en cinco bloques temáticos: ESG, Mercados Emergentes, Tensión Geopolítica mundial, Impacto Sanitario e Inflación. Hoy entrevistamos a Inés del Molino, Directora de Cuentas para España y Portugal de Schroders.

Si quieres registrarte gratis al evento haz clic o completa este formulario:

Completa estas preguntas para registrarte al evento

 

¿Crees que la ESG será un ingrediente principal en las carteras en 2021?

En las de Schroders desde luego, pues nos hemos marcado el objetivo de que todos nuestros fondos integren criterios ASG antes de finales de año y ya lo cumple el 95% de nuestras estrategias. Creemos que todos los actores del mundo de la inversión, desde los reguladores, las empresas, las gestoras de fondos, los asesores y los inversores finales, tienen un papel activo que jugar y todos estamos cada vez más concienciados. Acabamos de hacer un estudio entre inversores españoles y un 76% afirma que no invertiría en contra de sus principios. Aun así, sólo el 45% invierte en fondos sostenibles. Tenemos que hacer un mayor esfuerzo de transparencia y divulgación para que los inversores puedan elegir inversiones acordes a su manera de pensar. La buena noticia es que se está demostrando que invertir de manera sostenible no significa renunciar a rentabilidad sino todo lo contrario. Por tanto, todos ganan con la inversión sostenible, desde el medioambiente y la sociedad hasta el inversor final.

¿Qué papel jugarán los mercados emergentes?

Los mercados emergentes son una clase de activo muy heterogénea, donde se agrupan multitud de países con realidades económicas muy diferentes. Dentro de esta región vemos especial atractivo en la región Asiática en la que existen unas perspectivas muy alentadores fundamentalmente por 4 factores: a) una población joven y ávida de consumo, en la que el 65% de los milenials cree que va a vivir mejor que sus padres; b) un crecimiento exponencial de la clase media (se espera que en 2025 el consumo de la clase media asiática sea mayor que el de todos los otros países del mundo unidos); c)  una creciente urbanización; d) una masiva penetración del móvil, lo que proporciona una escalabilidad masiva del consumo tecnológico. La crisis del Covid ha reforzado las tendencias predominantes y a día de hoy, Asia se ha recuperado tanto desde el punto de vista sanitario como económico, con mayor rapidez y solidez que las economías occidentales. Últimamente la rentabilidad de estos mercados se había visto perjudicada por las guerras comerciales con EE. UU.. La llegada al poder de Biden esperamos que aporten algo de calma a estas tensiones y que esto se vea reflejado en el precio de sus activos.

¿Qué conflictos geopolíticos podrán afectar en mayor o menor medida a los mercados en 2021?

Como decíamos, la llegada de Biden a la Casa Blanca debería aliviar las tensiones comerciales internacionales, pero a nivel político hace tiempo que nos preocupa el auge del populismo en muchos países clave del mundo, más concretamente en Europa. Exacerbada por el Covid, los gobiernos tienen niveles de deuda históricamente altos y hay dudas de cómo se irá pagando esa deuda, si será mediante represión financiera o mediante inflación. Un aumento del populismo implicaría una mayor intervención en los bancos centrales, que podrían adoptar políticas como la Teoría Monetaria Moderna, en la que los bancos centrales directamente imprimirían dinero que inyectarían directamente en la economía, mediante un aumento del gasto público o recortando impuestos, en lugar de hacerlo mediante la compra de activos. No habría bonos que recomprar, por lo que el gobierno no asume una responsabilidad fiscal. El problema es que son políticas que de no hacerse de manera muy puntual y dentro de unos límites bien definidos, pueden disparar la inflación, hacer bajar los ratings de la deuda gubernamental y por lo tanto, aumentar el precio que se ha de pagar por la deuda ya existente.

¿Seguirá impactando el Covid -19 en los mercados?

Las pandemias dejan profundas cicatrices en cuanto a su impacto en los que sobreviven y cómo se comportan en el futuro. En términos económicos, alteran el equilibrio entre el ahorro y la inversión en la economía. Después del shock inicial e incluso una vez esté controlada la pandemia, los consumidores, las empresas y los inversores son más conscientes de sus vulnerabilidades y se vuelven más cautelosos. Antes de la pandemia ya estábamos en un contexto de crecimiento anémico en el mundo desarrollado, por lo que, los efectos de esta pandemia pueden ser duros. Aunque no afectará a todos por igual. En muchos aspectos, el Covid ha sido un mero acelerador de algunas tendencias que ya estaban en marcha, desde el consumo online hasta la protección del medioambiente. Estamos viendo como muchos países, notablemente los europeos, muchas de las ayudas estatales van vinculadas a la digitalización y a iniciativas a favor de la transición energética. Muchas de las empresas relacionadas con estas áreas se verán claramente beneficiadas, como también lo serán muchas empresas del sector salud o de biotecnología.

¿Qué ocurrirá en 2021 con la inflación?

Muchos creen que una vez que la actividad económica se normalice, la combinación de una demanda más fuerte (como resultado de la actual política monetaria y fiscal laxa) y una oferta limitada (como resultado del impacto del Covid-19 en las cadenas de suministro) dará lugar a una mayor inflación vía precios, pero a nosotros, no nos parece tan evidente. Por ahora, lo que estamos viendo es que la crisis del coronavirus está teniendo un importante impacto deflacionario en la economía mundial, ya que tanto la actividad como la inflación están cayendo bruscamente. El colapso de la demanda ha afectado a los precios del petróleo, lo que ha provocado una reducción de los costes energéticos, mientras que hemos visto un aluvión de ofertas de del sector minorista, deseoso de eliminar el exceso de existencias que acumuladas durante el cierre. A medida que las aerolíneas y los hoteles vuelven a abrir, podemos esperar más descuentos y no nos sorprendería ver que las tasas de inflación se vuelvan negativas en los Estados Unidos y Europa en los próximos meses. Como decíamos antes, podemos ver a gobiernos adoptando medidas monetarias populistas que a la larga harían subir la inflación, pero creemos que aún queda tiempo para que la inflación se convierta en una preocupación.

¿Qué tres fondos de inversión crees que se beneficiarán más de este contexto en 2021?

Con el panorama que acabamos de dibujar, destacamos tres ideas de inversión que pueden funcionar bien en este entorno, siempre teniendo en cuenta el perfil de riesgo de cada inversor. El Schroder ISF Global Climate Change, un fondo 100% sostenible que invierte en compañías que mitigan el cambio climático. El fondo tiene más de 13 años de vida y vemos que aún tiene mucho recorrido, más ahora con el compromiso político de Europa, e incluso China. Con la llegada de Biden al poder creemos que va a haber una sana competición por liderar el cambio hacia la sostenibilidad en el que el verdadero vencedor será el planeta. Otra idea interesante de inversión para lograr exposición a la región con mayor crecimiento del mundo, es decir, Asia, sería el Schroder ISF Asian Opportunities, que acaba de cumplir 27 años de historia invirtiendo con éxito en acciones de las principales economías asiáticas (fundamentalmente China, Hong Kong, Taiwan e India) que presentan unas características únicas como describíamos anteriormente. Por último, para inversores en renta fija preocupados por las bajas rentabilidades y bajos rendimientos de la renta fija gubernamental, nuestra propuesta es el Schroder ISF Global Credit Income, un fondo gestionado por nuestro conocido equipo de crédito, pensado para inversores que buscan rentas periódicas atractivas y consistentes pero con una disciplinada gestión del riesgo y con un enfoque de inversión dinámico y sin restricciones que le permita acceder a todo el universo de crédito global.

Outlook no sería posible sin el patrocinio de BNY Mellon, Capital Group, Edmond de Rothschild AM, Franklin Templeton Investments, Nordea y Schroders, y la colaboración de Aseafi, CFA Society Spain y Efpa España.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User