La hipoteca inversa de Mapfre y Santander, disponible a partir del 20 de noviembre pero solo en Madrid

La hipoteca inversa de Mapfre y Santander, disponible a partir del 20 de noviembre pero solo en Madrid

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Santander y Mapfre ya han puesto fecha a la comercialización de la hipoteca inversa que han lanzado a través de su joint venture. Según han informado hoy, el producto empezará a venderse el día 20 de noviembre en la ciudad de Madrid, para ampliar al resto de la comunidad madrileña en el primer trimestre de 2024. Posteriormente, se irán incorporando de forma progresiva otros territorios con el objetivo de que esté disponible en todo el país en 2025.

El tipo de interés inicial será del 5,99% TIN, "en línea con los intereses que el mercado está manejando para este tipo de productos", indican las entidades en su comunicado. No tiene comisión de apertura y los costes de formalización serán inferiores a los 600 euros por operación.

El cliente interesado en la contratación tendrá que acudir a una oficina de Santander o de Mapfre, allí realizarán una simulación para comprobar que la persona cumple las condiciones necesarias. Entre otras, la vivienda tendrá que estar libre de cargas y situada en una zona de rápida venta de inmuebles y poca volatilidad de los precios. Además, sólo los propietarios pueden vivir en ella, tiene que ser su residencia habitual y sus herederos deben conocer la operación para que pueda llevarse a cabo.

Esta hipoteca inversa se ofrecerá en dos modalidades: con y sin renta vitalicia. En el primer caso, se garantiza el abono mensual de las cuotas hasta el fallecimiento del último de los titulares debido a que, junto con la hipoteca, se contrata un producto de renta vitalicia con Mapfre Vida. La prima de la renta vitalicia se devuelve a los herederos en caso de que el cliente fallezca antes de poder disfrutar de la misma.

En la segunda modalidad, se garantiza el abono mensual de las cuotas hasta la esperanza de vida del cliente. Esto supone que, si el cliente supera esa edad, deja de recibir los abonos mensuales. Esta opción reduce la deuda sobre el inmueble, pero puede que el cliente tenga problemas de liquidez si sobrepasa esa edad.

Además, como detalla el Banco de España en su Guía de la Hipoteca Inversa, hay que tener en cuenta que aunque el cliente ya no reciba más fondos, no habrá que devolver el capital hasta que fallezca el último de los solicitantes o beneficiarios, por lo que "la deuda seguirá generando intereses". 

Te puede interesar: 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User