Como diversificar cartera de inversion

Si estás comenzando a invertir, probablemente te hayas planteado ya la cuestión de cómo diversificar tu cartera. Puede también que te lo hayas preguntado por varios motivos, pero el mantra de “no poner todos los huevos en la misma cesta” seguro está presente.

Por eso, vamos a hacer un completo análisis en el que veremos qué es diversificar una cartera, cómo diversificar una cartera de inversión, perfiles de riesgos, fondos, fondos cotizados (ETFs)…

¡Esperamos solucionar todas tus dudas!

Cartera de inversión diversificada: qué es

La diversificación de la cartera de valores consiste en abrir múltiples posiciones sobre diferentes tipos de activos, reduciendo así el riesgo. Hacerlo es una parte fundamental de la gestión de nuestras inversiones, por lo que gran parte de los inversores se decantan por al menos 10 diferentes, dejando atrás la “apuesta única”.

Es decir, la idea principal es que, al integrar activos que tienen un comportamiento completamente (o en gran parte) diferente entre sí, se compensen de tal forma que el riesgo de pérdida de nuestro dinero sea menor.

Pongamos que has decidido invertir en acciones de empresas españolas. Comenzar a diversificar sería invertir en un fondo indexado que replique el comportamiento del IBEX 35 (es decir, de todas las empresas del principal índice bursátil español), mientras que no hacerlo sería dedicar todo tu capital a acciones del Banco Santander, por ejemplo.

Aun así, si estás pensando en diversificar tu cartera, nuestra recomendación es que te dejes guiar por un asesor financiero que te guiará paso por paso, buscando las mejores opciones para ti. Rellenando este formulario te pondremos en contacto de forma gratuita con 3 asesores que te aconsejarán en función de tu perfil.

 

 

La importancia de diversificar tu cartera

La diversificación no es solo importante en términos de reducción de riesgos, también en otros sentidos. Cuando diversificamos nuestras inversiones, también podemos, por ejemplo, reducir nuestra dependencia de los mercados financieros.

¿Esto qué quiere decir? Si, por ejemplo, no introducimos todo nuestro capital en un solo país o tipología y “descorrelacionamos” (lo que comentábamos antes de integrar en nuestra cartera varios activos con un comportamiento diferente), tendremos una menor dependencia de esos comportamientos.

¿Qué es la correlación en la diversificación?

Se trata de un término estadístico que se refiere a la relación que hay entre dos o más activos financieros. Si estos activos están relacionados de una manera positiva, el comportamiento que tengan será muy parecido. Por ejemplo, la bolsa estadounidense y la europea están correlacionadas de manera positiva. Por lo tanto, lo más seguro es que si la bolsa estadounidense baja, también lo hará la europea en la jornada posterior.

De modo que, si queremos diversificar y evitar la volatilidad de nuestra cartera en la medida de lo posible, debemos evitar una alta correlación positiva entre nuestros activos. Según el coeficiente de correlación de Pearson, que oscila entre el 1 y el -1, una correlación adecuada no debería superar el -0,5%,

En resumen, diversificar es importante para:

  • Reducir mucho el riesgo
  • Descorrelacionar o reducir la dependencia de los mercados financieros
  • Tener más probabilidades de tener un retorno favorable

Perfiles de riesgo de diversificación de cartera

Incluso a la hora de diversificar nuestra cartera podemos tener diferentes perfiles de riesgo.

Por cierto, ¿sabes cuál es el tuyo? Resolviendo estas sencillas cuestiones darás con tu perfil en unos minutos.

Conoce tu perfil inversor

 
  • Cartera conservadora. Ideal si no buscas riesgo y tu prioridad es contar con un ingreso relativamente estable en lugar de hacer crecer tu cartera. Se invertirá, normalmente, en renta fija.
     
  • Cartera moderada. Sigues buscando proteger tus ahorros, pero también tener presente el superar siempre a la inflación a largo plazo. Este tipo de cartera estaría compuesta por bonos del estado o activos refugio como podría ser el oro.
     
  • Cartera enfocada en crecimiento. Riesgo medio-alto, pero pensando a largo plazo. Podemos ver diversificación de renta fija, variable, acciones y otras opciones alternativas. Si no tienes miedo a una fluctuación “normal” y pones la vista en el largo plazo, es una buena opción.
     
  • Cartera agresiva. Verás mucha más fluctuación, mucho más riesgo, pero con un horizonte mayor. Inversión en acciones, renta variable y alternativos.

Formas de diversificar una cartera de inversión

Las principales formas de diversificación de una cartera son: por tipo de activo y por tipo de instrumento financiero. Pero también podemos encontrar otras variedades, como:

  1. Diversificación empresarial
  2. Diversificación sectorial
  3. Diversificación geográfica
  4. Diversificación temporal
  5. Diversificación personal

Ejemplo de diversificación por tipo de activo

Renta fija, renta variable, activos refugio, etc. Dentro de ellos, puedes encontrar variedades en sí mismas que te permitirán diversificar mejor si cabe.

Ejemplo de diversificación por instrumento financiero

Fondos de inversión, fondos indexados, acciones, opciones financieras, ETF… Diversificar por instrumento financiero es siempre más complejo, pero puedes armar una cartera de inversión verdaderamente interesante. ¡Déjate asesorar por un profesional para llevarlo a cabo!

Ejemplo de diversificación geográfica

Contar con diferentes valores de diferentes regiones. Por ejemplo, acciones en Nasdaq 100 y acciones en países como India o China, de tal manera que no veas lastradas todas tus inversiones por el funcionamiento de un único mercado.

En resumen, y como decíamos anteriormente, es fundamental tener varios tipos de diversificación y, dentro de ellas, entre sus activos, que estén descorrelacionados. Aquí puedes ver 3 temáticas de inversión para diversificar tu cartera este año.

¿Cuál es una de las mejores formas de diversificar? A través de ETF y fondos indexados.

Cartera diversificada con ETF

Los ETF o fondos cotizados replican los movimientos de un índice, y nos ofrecen grandes ventajas a la hora de diversificar nuestra cartera: eficiencia, gran variedad de activos, transparencia, liquidez… A diferencia de un fondo de inversión tradicional, los ETF funcionan como acciones. ¿Esto qué implica? Que los ETF puede comprarse y venderse en cualquier momento y varias veces al día, mientras que, en el caso de un fondo, solo es posible una vez al día con el valor al cierre de mercado.

Los ETF nos permiten cubrir todos los segmentos al replicar índices de toda clase de activos. Una buena opción a la hora de construir cartera en torno a esta herramienta de inversión es hacerlo con índices de mercados estratégicos como:

Asia y Mercados emergentes

 

Globales

 

EEUU

 


Al hacerlo así, nos exponemos a todos los principales índices de renta variable, fija y materias primas, cubriendo la exposición a la divisa.

Si quieres saber más sobre este instrumento de inversión, aquí tienes qué es un EFT y en qué se diferencia de un fondo indexado.

Cartera diversificada con fondos indexados

Por otro lado, los fondos indexados son actualmente una de las mejores fórmulas de inversión, incluso si cuentas con un capital pequeño.

Los fondos indexados son fondos de gestión pasiva que también buscan imitar el comportamiento de un determinado índice o mercado. Por ejemplo, un fondo indexado de S&P500 buscará replicar o batir el comportamiento de este mercado, el mayor de EEUU.

Por ejemplo, el fondo Vanguard US 500 Stock Index Institutional replica el Standard and Poor's 500.

Fondo indexado Vanguard US 500 Stock

Este fondo a lo largo del año ha conseguido una rentabilidad del 24,65%, alcanzando una rentabilidad acumulada del 109,44% en los últimos 5 años.

Otros dos ejemplos de fondos que replican el comportamiento del IBEX son IMANTIA IBEX 35 o ING Direct Fondo Naranja IBEX 35.

Y aquí puedes ver nuestro escaparate de fondos indexados al completo:

 

Para invertir en varios fondos indexados, deberás ver los mercados en los que quieres estar y qué índices replican: fondos que inviertan en Nasdaq si buscas invertir en las mayores empresas tecnológicas del mundo, fondos que repliquen al IBEX35 o al Eurostoxx 50… De esta forma, nuestra cartera será mucho más robusta y segura que si apostamos por un solo fondo indexado.

En este artículo podrás ver fondos indexados y ETFs para aprovechar los máximos en bolsa.

Antes de irte, te recomendamos que no te pierdas esta entrevista que le hicimos a Martín Huete, divulgador financiero con muchísimos años de experiencia en el sector y autor del libro "Invertir como nunca te han contado".