Os traemos una primera valoración de George Efstathopoulos, gestor de fondos multiactivos en Fidelity International, sobre el paquete de medidas anunciadas hoy por Mario Draghi tras la reunión del Banco Central Europeo (BCE)

"Tras decepcionar en diciembre, este es un claro mensaje de Draghi y el BCE, que debería ser positivo para los mercados financieros pero sobre todo para la economía real.
 
Desde que el Banco de Japón introdujo tipos de interés negativos mediante la adopción de un sistema de tres niveles a principios de año, los inversores europeos estaban preocupados con la posible adopción de un esquema similar que comprimiría aún más los márgenes netos de interés para los bancos europeos, impactando así sus beneficios pero también su capacidad de incrementar la concesión de préstamos y asumir riesgos.

Sin embargo, mediante la nueva serie de LTROs los bancos básicamente van a verse subsidiados para prestar. Esto es muy positivo para el sector bancario, que ha estado sobrevendido y bajo presión en los últimos meses.
 
El incremento del programa de compra de activos en 20 mil millones de euros al mes también es mayor de lo que esperaba el mercado. Además, el universo elegible se ha expandido para incluir los bonos con grado de inversión, algo positivo para los activos de riesgo en un momento en el que los spreads de los bonos corporativos están cotizando en máximos de los últimos años.

Los bonos soberanos periféricos también se beneficiarán pues el BCE puede ahora comprar más deuda pendiente"