Fidelity International
Fidelity International
Fidelity: Las correlaciones se han disparado y esto podría causar problemas

Fidelity: Las correlaciones se han disparado y esto podría causar problemas

3
Me gusta
0
Comentar
Guardar

George Efstathopoulos, gestor de fondos de Fidelity International, examina la evolución de los correlaciones en los mercados: los rendimientos de los bonos han descendido, mientras que las bolsas han avanzado con fuerza desde marzo, lo que ha disparado las correlaciones entre las clases de activos. Esto podría ser perjudicial para las carteras multiactivos, ya que reduce las oportunidades de diversificación y por tanto aumenta el riesgo, especialmente en el caso de que se desate otra oleada de ventas generalizadas.

En lo que supone una evolución que a buen seguro provocará escalofríos incluso a los inversores veteranos, la mediana de las correlaciones en nueve categorías de activos de riesgo (incluidas las acciones, la deuda corporativa y las materias primas) ha subido hasta niveles superiores a los observados durante la crisis financiera mundial y se mantiene en cotas de vértigo. Los bonos, desde la deuda pública estadounidense hasta la deuda corporativa high yield, no generan rentabilidades atractivas con los tipos de interés en los niveles actuales. Lo que resulta más inquietante es si estas clases de activos pueden seguir ofreciendo diversificación durante periodos de caídas en las bolsas, que están mostrando una volatilidad persistentemente más alta que en la mayoría de años anteriores.

Este episodio de altas correlaciones se debe en parte a las medidas expansivas de la Reserva Federal de EE.UU. y otros bancos centrales ante los desplomes generales de este año. Una pregunta clave para los inversores es si este movimiento terminará siendo temporal o marcará otro cambio más estructural y duradero.

Lo que parece claro, a la vista de las incertidumbres económicas actuales, es que podríamos ver otra marea de ventas forzadas, como a comienzos de 2020, cuando llegue la próxima gran prueba. En respuesta al aumento de las correlaciones y los riesgos que eso podría conllevar, los inversores harían bien en valorar diferentes escenarios posibles para los mercados y los bancos centrales y después combinar elementos de protección para cada trayectoria.

Un camino en medio de la incertidumbre

Por ejemplo, si nos sumimos en la 'japonización' o los rendimientos bajos/negativos se mantienen durante décadas en EE.UU. y Europa, entonces la deuda pública debería desempeñar un papel defensivo en las carteras, ya que el riesgo de ascensos constantes de los rendimientos de los bonos sería remoto. En el caso de Japón, ponerse corto en deuda pública llegó a conocerse con el nombre de widow-maker trade o ‘muerte segura’.

Por otro lado, si las perspectivas de crecimiento mejoran y los tipos suben de forma gradual y telegrafiada, entonces las rentabilidades de la deuda pública no serán necesariamente negativas, ya que sus cupones compensarán parte del impacto negativo de la duración.

La estanflación es el fenómeno que todavía no hemos visto, pero que mantiene alerta a los inversores en deuda pública. Si se produce, podría obligar a los bancos centrales a subir los tipos rápidamente, en cuyo caso las rentabilidades de la deuda pública sufrirían presiones.

Sin embargo, los bancos centrales podrían resistirse a subir los tipos a la vista de los niveles récord de deuda y estímulos presupuestarios. Si los tipos (y los rendimientos) no suben, habría un impacto negativo limitado en la evolución nominal, pero los inversores perderían en términos reales, ya que el valor de sus activos se depreciaría. En este escenario, los bonos indexados a la inflación o la inflación implícita deberían ofrecer cierta protección.

Nada puede preparar a una cartera para una hecatombe, pero si se combinan inversiones que activen su carácter defensivo ante diferentes situaciones, como los movimientos de los tipos, la liquidez y las correlaciones, se puede mejorar su resistencia general. El aumento de las correlaciones entre los activos es una amenaza que los inversores no deberían desdeñar.

Información legal importante
 
El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden bajar o subir y el inversor puede recibir menos de lo que invirtió inicialmente. Las rentabilidades pasadas no son un indicador fiable de los resultados futuros. Este documento tiene una finalidad exclusivamente informativa y está destinado exclusivamente a la persona o entidad a la que ha sido suministrado. Este documento no constituye una distribución, una oferta o una invitación para contratar los servicios de gestión de inversiones de Fidelity, o una oferta para comprar o vender o una invitación a una oferta de compra o venta de valores o productos de inversión. Fidelity no garantiza que los contenidos de este documento sean apropiados para su uso en todos los lugares o que las transacciones o servicios comentados estén disponibles o sean apropiados para su venta o uso en todas las jurisdicciones o países o por parte de todos los inversores o contrapartes. Se informa a los inversores de que las opiniones expresadas pueden no estar actualizadas y pueden haber sido tenidas ya en cuenta por Fidelity. Son válidas únicamente en la fecha indicada y están sujetas a cambio sin previo aviso. Este documento ha sido elaborado por Fidelity International. No puede reproducirse o difundirse a ninguna otra persona sin permiso expreso de Fidelity.
Esta comunicación no está dirigida a personas que se encuentren en los EE.UU. y no debe ser tenida en cuenta por dichas personas. Está dirigida exclusivamente a personas que residen en jurisdicciones donde los fondos correspondientes se hayan autorizado para su distribución o donde no se requiere dicha autorización. Todas las personas que accedan a la información lo harán por iniciativa propia y serán responsables de cumplir con las leyes y reglamentos nacionales aplicables, debiendo además consultar con sus asesores profesionales. Estos contenidos podrían contener materiales de terceros que son suministrados por empresas que no mantienen ningún vínculo accionarial con ninguna entidad de Fidelity (contenido de terceros). Fidelity no ha participado en la redacción, aprobación o revisión de estos materiales de terceros y no apoya o aprueba sus contenidos explícita o implícitamente.
 
Fidelity International es el nombre del grupo de empresas que forman la sociedad internacional de gestión de activos que ofrece productos y servicios en jurisdicciones específicas fuera de Norteamérica. Fidelity, Fidelity International, el logo de Fidelity International y el símbolo F son marcas registradas de FIL Limited. Fidelity sólo informa sobre sus productos y servicios y no ofrece consejos de inversión o recomendaciones basados en circunstancias personales. Recomendamos obtener información detallada antes de tomar cualquier decisión de inversión. Las inversiones deben realizarse exclusivamente teniendo en cuenta la información contenida en el folleto vigente y el documento de datos fundamentales para el inversor (DFI), que están disponibles gratuitamente junto con los informes anuales y semestrales más recientes a través de nuestros distribuidores y nuestro Centro Europeo de Atención al Cliente en Luxemburgo: FIL (Luxembourg) S.A. 2a, rue Albert Borschette BP 2174 L-1021 Luxemburgo o en esta misma página web. Fidelity Funds (“FF”) es una sociedad de inversión de capital variable (UCITS) con sede en Luxemburgo y diferentes clases de acciones.
Publicado por FIL (Luxembourg) S.A., entidad autorizada y supervisada por la Comisión de Vigilancia del Sector Financiero de Luxemburgo (CSSF). 20ES0227 / ED20-278
0 ComentariosSé el primero en comentar
User