Publicado en el blog Blog de Japan Deep Value Fund

Tras la fuerte volatilidad en el cuarto trimestre del año 2018 en las bolsas mundiales, incluida la japonesa, y especialmente con un fuerte pesimismo o sentimiento negativo entre los inversores, en el primer trimestre, la bolsa japonesa se ha revalorizado en un entorno de mayor tranquilidad.

Comentábamos en la carta trimestral anterior: “Se suele decir que los mercados financieros son maniaco-depresivos, pasando rápidamente de la euforia al pánico según el estado psicológico de los inversores. Cuando el nerviosismo se apodera del mercado como en este mes de diciembre, todas las empresas se ven penalizadas por las ventas no sólo de los inversores particulares sino también de los institucionales. Da igual la calidad o el perfil que tengan, en el corto plazo todas se ven penalizadas.”

Es bueno recordar que es en estos momentos, dónde la paciencia se convierte en el factor clave. Tal y como describe el inversor D. Muthukrishnan: “Los mercados suben alrededor del 70% del tiempo y bajan durante el 30% restante. Necesitamos quedarnos durante este 30% para disfrutar del 70%.”

Si quieres leer la carta completa, descarga aquí el PDF