2018 ha sido un año decepcionante para la mayoría de los inversores. Casi todos los mercados, tanto las acciones como los bonos, han perdido valor. A su vez, los activos se han visto presionados por la subida de los tipos de interés y las incertidumbres geopolíticas, como el Brexit o la guerra comercial.

En este contexto, es fácil dejarse llevar por el pesimismo, pero en Schroders creemos que hay indicios de que las valoraciones del mercado podrían ser más positivas en 2019.

Desde Schroders, esperamos una ralentización gradual del crecimiento de Estados Unidos para 2019 y 2020. Así, el énfasis está puesto en la palabra gradual: no vemos una recesión tan probable en 2019, aunque no sea inconcebible en 2020. Sin embargo, la ralentización significa que se vislumbra el fin del ciclo de subidas de los tipos de interés. Si tenemos razón y no aumentan más del 3%, es un pico modesto en comparación con los ciclos económicos pasados.

Nuestros gestores de fondos indican que la inflación será más elevada en 2019. También ven valoraciones más atractivas para muchas empresas. Incluso en Europa y el Reino Unido, donde el crecimiento ha sido decepcionante, la rentabilidad por dividendo parece más atractivo que el efectivo o la deuda.

Es probable que un crecimiento más lento en Estados Unidos provoque una debilidad en el dólar frente a otras divisas. Esta sería una buena noticia para los mercados emergentes, incluido China.

En cuanto al escenario de la deuda, los gestores de bonos no están tan cómodos con el escenario para 2019, ya que los bancos centrales, grandes compradores de deuda pública, están alejando sus políticas de la compra de dichos activos. Sin embargo, los bonos corporativos se han abaratado en los últimos meses y, si tenemos razón sobre una ralentización limitada en Estados unidos, el próximo año, contarán con el respaldo de fundamentales sólidos.

Además, durante el año pasado la sostenibilidad en los modelos de negocio de las compañías comenzaron a influir en el precio de sus acciones. Hemos visto como se han criticado y puesto en duda acciones de grandes tecnológicas por llevar a cabo actividades que dañaban el medio ambiente. En este sentido, la desigualdad entre generaciones ha llevado a la agitación política en varios países europeos. A la hora de tomar decisiones de inversión, la sostenibilidad jugará, cada vez más, un papel más importante.

Hace poco publicamos nuestras perspectivas de mercados de cara a la próxima década. En el artículo se dibujó un escenario de rentabilidades modestas en los mercados, debido a las tasas de crecimiento más bajas que en el pasado y el bajo nivel de los rendimientos de los bonos. El 2019 se ajustará a ese patrón, con la probabilidad de que se porduzcan rendimientos positivos, pero los inversores tendrán que trabajar duro, tanto a través de la asignación de activos como la selección de valores, para aumentar la baja rentabilidad del mercado en general. Además, creemos que los activos privados como el capital riesgo y los activos inmobiliariosayudarán a los inversores a lograr sus objetivos, siempre y cuando diseñen una cartera diversificada.

Sobre esta base, 2019 debería ser un mejor año que 2018.

Información Importante      
Las opiniones expresadas aquí son las de Peter Harrison, director ejecutivo de Schroders y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales.  Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos. Publicado por Schroder Investment Management Limited, Sucursal en España, c/ Pinar 7 – 4ª planta.28006 Madrid – España.