¿Cómo están afectando las guerras comerciales a la economía global?, ¿Cómo afronta Italia su alto nivel de deuda?, ¿retirará el Banco Central de Japón pronto sus estímulos? Estos son algunos de los temas que los economistas de Schroders han analizado durante el último mes. De entre ellos, uno de los temas que más preocupa a los inversores es la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la cual esperamos que se intensifique y se prolongue.

En este sentido, esperamos que todo el comercio de ambas potencias esté regido por aranceles para final de 2019. Asimismo, este hecho tendrá un impacto negativo y se extenderá al resto de países. No obstante, sus efectos no deberían ser suficientes para hacer descarrilar el ciclo económico. 

¿Quién será el caballo ganador? Esta es una de las preguntas más comunes entre los inversores. Según las estimaciones, si se imponen aranceles sobre la totalidad del comercio, Estados Unidos saldría victorioso, matiz que también sugieren los mercados bursátiles. 

Al otro lado del Atlántico

Otra de las grandes preocupaciones es Italia y su deuda. El país se encuentra sumido en un elevado nivel de endeudamiento que pone en jaque a los mercados. Sin embargo, los nuevos presupuestos hacen pensar que a corto plazo los inversores volverán a Italia por el rendimiento que ofrecen sus bonos. Sin embargo, a largo plazo la sostenibilidad de las finanzas públicas italianas sigue preocupando.

Japón, ¿fin de los estímulos?

Los últimos datos sobre Japón reflejan que el Banco de Japón ha endurecido ligeramente sus políticas monetarias. Esto se debe a los sólidos datos de empleo y la reducida tasa de desempleo (se sitúa en su nivel más bajo desde los últimos 25 años), que apuntan a un mercado laboral ajustado. Sin embargo, hay algunos factores que podrían limitar el crecimiento salarial a largo plazo. 

Podéis consultar la información con más detalle en la siguiente infografía: