PASOS PARA TENER JUBILACIÓN

PASOS PARA TENER JUBILACIÓN

En estos días tan inciertos en los que vivimos, donde las pensiones públicas dependen de una población cada vez más envejecida, con menos natalidad y una alta tasa de paro, donde el gasto público está disparado hacia partidas más que cuestionables y donde las pensiones suponen un porcentaje bastante importante de los presupuestos generales del estado, cabe preguntarse:

¿Me estarán mintiendo los políticos y los medios cuando dicen que las pensiones son sostenibles y que yo voy a tener mi jubilación? 

La respuesta es simple matemática, sumar y restar, así que dejaré que lo descubras por ti mismo/a y me voy a enfocar en ayudarte a que tu jubilación dependa de ti y no de un Estado con miras cortoplacistas.

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de plantearte qué hacer es mirar tu DNI, ¿cuándo naciste?. Tu edad será el primer punto de partida:

  • Si estás a punto de jubilarte:

Como deberías haber acumulado un capital más o menos destacable a lo largo del tiempo, lo que tendrías que hacer simplemente es buscar una solución de inversión que consiga que tu capital no pierda valor con la inflación y conseguir una rentabilidad moderada.

Cuando se alcanza cierta edad y no se dispone de un patrimonio abrumador, lo ideal es no arriesgar demasiado, mantener el valor y disfrutar de la vida. Ahora, si dispones de un capital abrumador, lo que yo haría sería coger un 10 - 20% y distribuirlo en  inversiones algo más atrevidas (mayor volatilidad) para sacarle un rendimiento interesante, mientras mantengo el otro 80% en soluciones conservadoras - moderadas para preservar el capital.

Por otro lado, si has llegado a las puertas de tu jubilación sin ahorro, lo principal que deberías hacer ahora es buscar una herramienta de ahorro automática para lograr un colchón financiero, una vez logrado ese colchón ya podríamos plantearnos invertir en una solución de inversión moderada.

  • Tienes entre 40 y 60 años:

Estás a tiempo, no de conseguir que tu capital crezca de manera considerable por efecto del interés compuesto porque no disponemos de un excesivo tiempo para acumular capital, pero no estamos tan mal.

Aquí ya deberíamos afinar un poco tu perfil de riesgo y tus compromisos financieros y familiares.

- Si no tienes compromisos financieros ni familiares: Puedes buscar una estrategia de riesgo más atrevida, diversificar en una cartera de fondos de inversión para dotar de seguridad a tu capital mediante la diversificación, pero que busque dinamismo, es decir, que tengan una volatilidad más alta que la media y unos ratios de riesgo/rentabilidad y de información adecuados para lograr una rentabilidad a tu capital por encima de la inflación.

La idea es hacer crecer tu capital de manera interesante y a la vez segura, sufriremos algun vaivén por efecto de la volatilidad pero cuando estés a punto de jubilarte, lo habrás agradecido. 

- Si tienes compromisos financieros y/o familiares: Al contrario que en el apartado anterior, no deberías buscar un riesgo o volatilidad exceciva. Si te surgen complicaciones económicas graves querrás tener la oportunidad y posibilidad de disponer de tu dinero en cualquier momento.

Sin embargo, deberemos hacer una correcta planificación financiera previamente, es decir, dotarte de un colchón de emergencia en tu cuenta bancaria de mínimo 5/6 meses de gastos fijos (o incluso 12 meses para mayor comodidad) para cualquier imprevisto que pueda surgir y entonces plantearte ese camino hacia tu jubilación.

Una vez ya tienes tu colchón de emergencia puedes plantearte invertir en un plan de ahorro, como por ejemplo un PIAS, que te aporte una seguridad a tu capital mediante una buena diversificación en fondos de inversión y una buena gestión, con una rentabilidad moderada y, principalmente, una completa disponibilidad de tu dinero en tu futuro cercano

Ahora, si tus compromisos no influyen demasiado en tu ahorro y tienes un ahorro considerable, podría buscar combinar dicha estrategia con lo comentado en el apartado anterior, es decir, buscar seguridad y moderación a una parte del capital con un ahorro periódico a través de un PIAS y buscar un poco más de riesgo en fondos de inversión concretos para la otra parte del capital.

  • Tienes entre 20 y 40 años:

No te relajes porque estás en unos de los mejores años para lograr una buena jubilación.

Independiente de si tienes compromisos financieros o familiares, partiría de una planificación financiera sólida:

Para corto plazo:

Debes buscar tener un colchón de emergencia, 5/6 meses de gastos fijos mínimo.

Para medio plazo:

Posiblemente tengas diferentes objetivos en mente, por lo tanto, lo principal será buscar la disponibilidad de tu ahorro para cogerlo en cualquier momento de los próximos 10 - 15 años y buscar una rentabilidad que supere a la inflación para que cuanto más haya crecido en este tiempo, mejor. Porque imagino que, si quieres comprarte una casa, cuanto antes mejor ¿o no?

Para ello sí que será importante tu perfil de riesgo:

- Eres alguien con poca aversión al riesgo: Puedes concentrar tu ahorro en una cartera de 3/4 fondos de renta variable buscando potenciar la rentabilidad e incluso diversificando en acciones de empresas concretas (previo estudio de las mismas), u otros activos de mayor riesgo... pues a mayor volatilidad, mayor rentabilidad.

- Tienes un perfil moderado - arriesgado: lo ideal es buscar una buena diversificación equilibrada entre renta variable y fija a través de inversión directa en varios fondos de inversión, PIAS o unit-linked, donde la clave será la diversificación, a mayor distribución entre diferentes empresas y activos menor es el riesgo de tu cartera.

- Tienes un perfil conservador: lo mejor es la búsqueda de la preservación del capital por encima de la inflación, una gestión de carteras moderada - conservadora, PIAS o Unit-linked con perfil moderado - conservador y listo.

Y por supuesto, siempre puedes combinar la inversión que tengas en este apartado de medio plazo (generalmente más atrevida) con la que tengas en el apartado de largo plazo.

Para largo plazo:

He aquí el summun de la cuestión.

El largo plazo se corresponde con 25 - 30 años vista, es decir, tu jubilación.

Para el largo plazo lo que buscaremos será seguridad para tu capital y también una rentabilidad. 

Sin embargo, la rentabilidad que quieras al principio no será la misma que quieras al final, porque el riesgo cuando estés a punto de jubilarte, lo querrás cuanto menos, mejor.

Por lo tanto, una vez planteada la planificación, tu largo plazo dependerá de tu edad, si tienes 25 años podrás buscar una estrategia más atrevida al principio y moderarla con el paso de los años, o una estrategia moderada si tienes 35 y mantenerla así hasta que te jubiles.

Las herramientas idóneas con las que contamos en España son varias, puedes plantear tu largo plazo y tu jubilación mediante fondos de inversión tanto gestionados como indexados.

Sin embargo, la mayoría de las personas no somos disciplinadas y si vemos una casa que nos gusta y que con nuestro plan de medio plazo en el que tenemos 70k€ no nos llega... y vemos que en nuestro plan de largo plazo tenemos otros 50k€, si estamos invertidos en fondos de inversión donde la disponibilidad es inmediata ¿qué harás? pues posiblemente cogerlo...

Y si lo coges, tendrás una bonita casa pero has echado por tierra tu jubilación y tendrás que depender del Estado, pero se supone que por eso estás leyendo este artículo.

Por eso, las herramientas más adecuadas para el plan de largo plazo son aquellas que te impiden disponer del dinero en el corto plazo, ya sea por coste, limitaciones o penalizaciones los primeros años, como pueden ser los planes de pensiones o los planes indivuales de ahorro sistemático (PIAS) con enfoque de largo plazo.

Ambos invertirán en fondos de inversión de manera diversificada para buscar seguridad a tu dinero y además podrás moderar el riesgo, desde atrevido al principio a conservador al final y también disponen de ventajas fiscales que no tienen los fondos de inversión en sí mismos, y si preguntas mi opinión, mejor gestión y ventajas fiscales las de los PIAS.

De esta manera tendrías una planificación perfecta y tendrías tu jubilación.

¿Y si tienes 20 años o menos?

Me centraría en formarme para poder generar un flujo de efectivo importante en el futuro pero pondría parte del salario que estuviese generando en un fondo indexado y me olvidaría, como digo, la formación es la mejor inversión, y es en la formación donde deberías centrar todo tu esfuerzo.

Y para finalizar, si has llegado hasta aquí, es que realmente te interesa este tema del que muchos no se atreven a hablar, te agradezco tu tiempo, y si quieres saber qué hacer porque aún no lo tienes claro, puedes enviarme un mensaje privado y puedes solicitar reunirte conmigo. Te recomendaré diferentes soluciones de inversión adecuadas a ti, así cómo, estableceremos una planificación financiera sólida enfocada en tus características indivuales.

Nos seguimos leyendo

0 ComentariosSé el primero en comentar
User