Fondos bonos verdes

La inversión en bonos verdes no deja de ganar nuevos adeptos. Esta semana la Unión Europea también entraba en el ‘mundillo’ de los emisores de deuda verde con una demanda que ha marcado récords, superando en más de once veces la oferta. Las órdenes de compra superaron los 135.000 millones de euros, y el bloque captó 12.000 millones de euros a 15 años para la financiación del programa de reconstrucción europeo Next Generation.

Pero, ¿cómo funcionan exactamente los bonos verdes? ¿Sabes cómo invertir para beneficiarte de ellos? ¿Sabrías por qué fondos apostar? Te lo contamos y te damos 3 ideas de fondos que invierten en bonos verdes.

Qué son los bonos verdes

Los bonos verdes son aquellos fondos destinados a financiar o refinanciar proyectos verdes elegibles. Estos bonos pueden financiar una parte o el proyecto en su totalidad, y en el caso tanto de nuevos proyectos como de otros ya existentes. Deben cumplir los Green Bond Principles (GBP). 

¿Te estás planteando invertir de forma sostenible? No te pierdas nuestros fondos de inversión socialmente responsable.

 

Cómo funcionan los bonos verdes

La Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA) refleja los llamados Principios de los Bonos Verdes. Sus máximas son:

  1. Deben incluir alguno de los siguientes tipos de inversiones: energías renovables, eficiencia energética, prevención y control de la contaminación, gestión sostenible de los recursos naturales y el uso de la tierra, entre otros.
     
  2. El responsable de emitir el bono realizará un "Proceso de Evaluación y Selección de Proyectos". A través de este proceso se compromete a informar con transparencia de los objetivos de sostenibilidad, de los proyectos y de los criterios a sus inversores. Suele completarse con una evaluación externa por parte de un auditor.
     
  3. El emisor se compromete a gestionarlos de forma adecuada, así como a permitir la revisión por parte de un auditor externo.
     
  4. Los emisores de los bonos verdes se comprometen a mantener la información sobre el uso de los fondos actualizada y disponible. Esta se renovará anualmente o siempre que sea necesario.

Tipos de bonos verdes

  • Energías renovables: producción, transmisión, dispositivos y productos.
     
  • Eficiencia energética: almacenamiento de energía, calefacción urbana, redes inteligentes, dispositivos y productos.
     
  • Prevención y control de la contaminación: reducción de emisiones atmosféricas, control de gases de efecto invernadero, descontaminación de los suelos, prevención y reducción de residuos, reciclaje y transformación eficiente de residuos a energía.
     
  • Gestión sostenible de los recursos naturales y uso de la tierra: agricultura sostenible, la cría de animales sostenible, los aportes agrícolas inteligentes para el clima, actividad forestal sostenible.
     
  • Conservación de la biodiversidad terrestre y acuática: protección de ambientes costeros, marinos y de cuencas.
     
  • Transporte limpio: infraestructura para vehículos de energía limpia y reducción de emisiones nocivas.
     
  • Gestión sostenible del agua y de las aguas residuales: infraestructura sostenible, tratamiento de las aguas residuales, sistemas de drenaje urbano sostenible y la capacitación fluvial y otras formas de mitigación de las inundaciones.
     
  • Adaptación al cambio climático: sistemas de apoyo a la información, como la observación del clima y los sistemas de alerta temprana.
     
  • Productos adaptados a la economía ecológica y / o circular tecnologías y procesos de producción: desarrollo e introducción de productos respetuosos con el medio ambiente, con una eco-etiqueta o certificación medioambiental, y un embalaje y distribución eficientes con sus recursos.
     
  • Edificios ecológicos que cumplan con las normas o certificaciones reconocidas de forma regional, nacional o internacional.

Fondos que invierten en bonos verdes

El enorme crecimiento de los bonos verdes viene motivado por diferentes razones. Por un lado, las empresas buscan posicionarse de una manera cada vez más sostenible; por otro, hay un interés de los inversores en este tipo de inversiones responsables. Además, los estados también están subiéndose a este carro de bonos soberanos verdes.

En el caso de los fondos de inversión, cuando hablamos de fondos verdes nos referimos a aquellos que invierten en los llamados bonos verdes, en el caso de los de renta fija; y en acciones verdes los fondos verdes de renta variable, o en ambos en el caso de los fondos mixtos.

Vamos a repasar algunos fondos verdes que, aunque este año en algunos casos están perdiendo algo de rentabilidad al seguir a algunos índices, se comportan bien en el medio / largo plazo. De hecho, tal y como reflejan desde Morningstar, “se espera que el mercado de bonos verdes, fuertemente impulsado por los inversores institucionales, siga creciendo en los próximos años. Sin embargo, los inversores deberían preocuparse por la calidad de las emisiones y no invertir después de campañas de comercialización”.

iShares Green Bond Index Fund (IE)

iShares Green Bond Bonos Verdes

IShares Green Bond es una opción para inversores que buscan exposición al creciente mercado de bonos verdes. El fondo sigue un índice que proporciona una amplia diversificación en los sectores y regiones actuales que componen el mercado de bonos verdes. Sus mayores posiciones están situadas en Francia, Países Bajos, Bélgica e Italia.

Este fondo a lo largo del año ha conseguido una rentabilidad del 2,45%, alcanzando una rentabilidad acumulada del 15,66% en los últimos 3 años.

AXA World Funds - Global Green Bonds

Axa World Fund Bonos Verdes

Invierte principalmente en bonos verdes, tomando como referencia de gestión el índice BofA Merrill Lynch Green Bond Hedged Euro. Su objetivo es obtener una combinación de crecimiento de las rentas y apreciación del capital a medio plazo, invirtiendo principalmente en títulos de deuda pública o corporativa de calidad crediticia de grado de inversión de cualquier parte del mundo.

Este fondo a lo largo del año ha perdido un -3,09% de su valor, pero alcanza una rentabilidad acumulada del 4,02% en los últimos 5 años.

Mirova Global Green Bond

Mirova Global Bonos Verdes

Este fondo reserva un mínimo de un 70% y hasta un 100% de los activos netos del fondo en bonos verdes elegibles, dando prioridad a la energía y transición ecológica.

El fondo se gestiona activamente, centrando la selección de sus valores en la búsqueda de rendimiento, a través de un proceso que combina el análisis ASG con la identificación del valor en el universo de los bonos verdes.

Este fondo a lo largo del año ha perdido un -3,68% de su valor, pero alcanza una rentabilidad acumulada del 19,80% en los últimos 10 años.