Schroders
Schroders
Cyber Monday: tenga a mano este glosario de activos digitales
Schroders

Cyber Monday: tenga a mano este glosario de activos digitales

Hoy es el Cyber Monday. Empresas de todo el mundo intentan animar el consumo a final de año con ofertas en sus tiendas online. Algunas, incluso aceptan el pago en criptodivisas. Pero, en medio de la crisis de los criptoactivos tras el reciente colapso de FTX, no está de más tener claros algunos términos relacionados con los activos digitales. Por ello, a continuación, te dejamos nuestra guía básica con algunos de los más utilizados:

Altcoin

Son criptomonedas que abarcan una enorme diversidad de características, utilidad y valor potencial. El prefijo "alt" proviene de "alternativa al bitcoin"; por lo tanto, el término puede utilizarse para describir todas las criptomonedas distintas del bitcoin.

Liquidación atómica (Atomic settlement)

La transacción en una liquidación atómica está vinculada a contratos inteligentes de "bloqueo de tiempo". Esto garantiza que los elementos de liquidación de la operación (la transferencia de la propiedad y el pago) tengan lugar exactamente al mismo tiempo, o no tengan lugar en absoluto. Las transacciones se ejecutan sólo cuando se revelan ciertos datos como "prueba".

La principal ventaja de la liquidación atómica es que los participantes no necesitan confiar en un intermediario para que guarde sus fondos o activos durante cualquier periodo de la transacción; negocian directamente entre ellos. Otra ventaja es la rapidez de la transacción y la posibilidad de realizar un gran número de operaciones simultáneamente.

Bitcoin

Bitcoin (BTC) es la criptodivisa más conocida y la primera. También es la más asociada a la intención de crear mecanismos de pago libres del control de cualquier gobierno, banco central, banco privado, individuo o, de hecho, de cualquier entidad. Algunos adeptos creen que su creación ha supuesto un profundo desafío a los sistemas comerciales tradicionales, o incluso que socava las estructuras fundamentales de la sociedad moderna.

El Bitcoin está diseñado para tener un suministro fijo de 21 millones de monedas, que se pueden negociar en unidades tan pequeñas como 0,00000001 BTC, también conocidas como "Satoshi". Este suministro fijo pretendía imitar la naturaleza finita del oro, de ahí los términos "oro digital" y el uso de la palabra "minería" para describir la creación de nuevas monedas (véase más adelante).

Sin embargo, tras más de una década de existencia, sigue fracasando como proveedor de pagos debido a su alto nivel de volatilidad. Su función como activo de reserva aún no se ha materializado y su impacto medioambiental sigue siendo preocupante.

Blockchain

Blockchain describe una base de datos en la que la información se comparte en un libro de operaciones digital en paquetes o "bloques". Este libro puede ser de acceso público o estar limitado a una red privada con permisos. Las transacciones se registran en esta base de datos y luego se distribuyen a través de la red y de los participantes en la misma, de ahí el término "tecnología de libro mayor distribuido" o DLT. Cada "nodo" de la red contendrá una réplica de los registros.

La seguridad que ofrece la cadena de bloques se debe a que no se pueden realizar cambios en los registros individuales.

Monedas digitales de bancos centrales (CBDC)

Los bancos centrales, como la Reserva Federal, el Banco de Japón o el Banco de Inglaterra, emiten monedas "fiduciarias" en forma de dólares estadounidenses, libras esterlinas o yenes japoneses. Se denominan "fíat" (decreto en latín) porque su valor es el declarado por un gobierno, en lugar de estar respaldado por el oro, la plata u otro activo de reserva.

Muchos bancos centrales están desarrollando actualmente equivalentes digitales de las monedas fiduciarias existentes. Si se implantaran, podrían ofrecer algunas ventajas como el abaratamiento y la rapidez de las transacciones, la reducción del riesgo de quiebra de los bancos comerciales y la facilidad de los pagos transfronterizos.

Muchos grandes bancos centrales, como el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal, están investigando el uso de las CBDC, pero aún no se han comprometido a crear ninguna. Entre los países que sí tienen una CBDC activa se encuentran Bahamas, Nigeria y Jamaica.

Criptodivisas

Este término general describe las monedas digitales que no están vinculadas a un emisor central. Las transacciones en estas monedas se basan en datos almacenados y compartidos a través de la tecnología de libro mayor distribuido. Las criptomonedas son sólo una forma de activos digitales.

DeFi

DeFi es la abreviatura comúnmente utilizada para las finanzas descentralizadas. Como su nombre indica, se trata de un sistema que pretende posibilitar las transacciones financieras sin necesidad de que una institución financiera central (como un banco o una agencia de valores) actúe como intermediario.

Desmaterialización

Este término es anterior a las criptomonedas. Describe el cambio de los registros en papel a los registros electrónicos, un proceso que ya se viene usando con los valores tradicionales, como las acciones de las empresas, durante varias décadas.

Activos digitales

Este término genérico se aplica a todos los activos que pueden existir y mantenerse digitalmente, y que pueden ser transferidos de un propietario a otro, o utilizados como pago de bienes y servicios, a través de transacciones digitales. Es probable que hagan uso de la tecnología de libro mayor distribuido.

Tecnología de libro mayor distribuido (DLT)

Describe el funcionamiento de la cadena de bloques, en la que se comparten bloques de datos a través de una red o "libro contable digital".

Ethereum

Vitalik Buterin, a quien la revista Time describió recientemente como la "persona más influyente en criptografía", concibió el Ethereum en 2013. Su objetivo era crear una cadena de bloques de uso general que permitiera escribir cualquier tipo de aplicación en ella, a diferencia de la cadena de bloques anterior, que sólo se utilizaba para crear, validar y transferir bitcoins. Ahora sus usos incluyen las finanzas, la navegación web, los juegos, la publicidad, la gestión de la identidad y la gestión de la cadena de suministro. Las transacciones en Ethereum se facilitan mediante "contratos inteligentes" (explicados más adelante).

La moneda digital asociada al Ethereum es el éter, que es la segunda criptomoneda más negociada del mundo.

Minería

Es el proceso por el cual se acuñan (es decir, se crean) nuevas monedas digitales y se ponen en circulación. Sin embargo, el proceso que hay detrás es todo menos sencillo. En él intervienen miles de ordenadores especializados que verifican y validan las transacciones en una cadena de bloques. Suelen utilizar la "prueba de trabajo" o la "prueba de participación" para validar las transacciones y crear nuevos bloques.

- Prueba de trabajo

La prueba de trabajo es un "mecanismo de consenso". Se necesitan para coordinar el funcionamiento de una cadena de bloques y para minar monedas. Para generar una nueva moneda mediante este método, amplias redes de ordenadores compiten para resolver lo que es esencialmente un rompecabezas matemático. .

- Prueba de participación

La prueba de participación es un mecanismo de consenso alternativo a la prueba de trabajo. En este método, los usuarios apuestan sus monedas como garantía para convertirse en un verificador de transacciones en la red. Un validador es elegido por el protocolo de prueba de participación para revisar un bloque de transacciones y comprobar si son correctas. Una vez validado, el bloque se añade a la cadena de bloques y el validador recibe una criptomoneda como recompensa. Sin embargo, si un validador intenta añadir un bloque con información inexacta, es penalizado con la pérdida de parte de su participación.

NFT

Un token no fungible (NFT, por sus siglas en inglés) es un artículo digital único que vive en una cadena de bloques. Los artículos fungibles son aquellos que pueden ser intercambiados libremente o intercambiados por algo similar. Los dólares y el bitcoin son fungibles, mientras que una obra de arte no lo es. En el caso de los NFT, su singularidad es su atractivo, ya que permite etiquetar y rastrear la propiedad de activos físicos o digitales.

Se están desarrollando casos de uso muy variados para los NFT relacionados con áreas como los juegos, donde la propiedad de los productos del juego puede comprarse y venderse entre los jugadores. El control de identidad y acceso también puede aplicar esta tecnología a la venta de entradas para eventos populares. Las casas de moda podrían etiquetar sus productos con una propiedad verificable a través de un NFT para evitar las falsificaciones.

Nodo

Un nodo es una parte interesada (normalmente un ordenador) en una red blockchain. Dependiendo del tipo de blockchain, los nodos llevan la cuenta y sirven como centros de comunicación para las tareas dentro de la red. Los nodos forman una parte esencial; todos los nodos de una blockchain están interconectados y se intercambian constantemente datos más recientes. Los nodos comprueban la validez de un bloque de transacciones y lo aceptan o rechazan. También guardan y almacenan los historiales de las transacciones.

Contrato inteligente (Smart contract)

Los contratos inteligentes son programas informáticos que se encuentran dentro de una cadena de bloques y que se ejecutan automáticamente cuando se cumplen unas condiciones predeterminadas. Reducen la dependencia -si no eliminan por completo- de un tercero intermediario a la hora de verificar, ejecutar y hacer cumplir una transacción en la cadena de bloques.

Stablecoins

Las stablecoins pretenden ser una solución al problema de la volatilidad de las criptomonedas como el Bitcoin. Su objetivo es imitar a las monedas tradicionales, pero con las ventajas añadidas de la tecnología blockchain.

Mientras que una moneda digital como el bitcoin obtiene su valor en parte de los costes de extracción de nuevas monedas, así como de su escasez relativa y de la demanda del mercado, una stablecoin obtiene su valor por estar vinculada a una moneda como el dólar.

Hay tres tipos de stablecoin: con garantía en dólares (donde cada moneda digital se reserva en una base de uno por uno), con garantía en criptomonedas (que se reservan mediante la posesión de criptomonedas) y sin garantía (donde la vinculación se gestiona mediante ingeniería financiera, algoritmos e incentivos de mercado).

Cartera (Wallet)

Los activos digitales se diferencian de los activos tradicionales en que nunca los tienes en tu poder; siempre permanecen en el libro contable distribuido.  Al realizar una transacción -por ejemplo, enviar diez monedas a un familiar- el registro de propiedad cambiará de su dirección a la de él dentro de la base de datos, sin salir del libro contable. Una dirección también se conoce como clave pública, que es algo similar a un número de cuenta bancaria. Para realizar la transacción mencionada, debes indicar a la red qué dirección pública va a realizar la transacción y validarla con tu clave privada. La clave privada puede considerarse como el número pin de tu tarjeta de débito. Es una forma de identificarte ante el libro mayor para realizar la transacción. Por eso nunca debes compartir tu clave privada.

Las carteras de activos digitales guardan tus claves públicas y privadas; en realidad no guardan activos digitales. Algunas carteras digitales almacenan tus claves privadas en línea y, en cambio, otras están físicamente desconectadas de Internet.

Información importante: Los puntos de vista y opiniones aquí contenidos son los de Marita Mcginley, responsable de estrategia de activos digitalese innovación operativa del Reino Unido de Schroders, y no necesariamente representan puntos de vista expresados o reflejados en otras comunicaciones, estrategias o fondos de Schroders. Este material tiene la intención de ser sólo para fines informativos y no tiene la intención de ser material promocional en ningún sentido. El material no pretende ser una oferta o solicitud de compra o venta de ningún instrumento financiero. El material no tiene la intención de proporcionar y no se debe confiar en él para la contabilidad, asesoramiento jurídico o fiscal, o recomendaciones de inversión. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Las rentabilidades pasadas no son una guía para las rentabilidades futuras y es posible que no se repitan. El valor de las inversiones y los ingresos de las mismas pueden disminuir o aumentar, y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de una posible pérdida de capital. Se cree que la información aquí contenida es fiable, pero Schroders no garantiza su integridad o exactitud. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Los dictámenes de este documento incluyen algunos pronósticos. Creemos que estamos basando nuestras expectativas y creencias en suposiciones razonables dentro de los límites de lo que sabemos actualmente. Sin embargo, no hay garantía de que se vayan a realizar previsiones u opiniones. Estos puntos de vista y opiniones pueden cambiar.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User