Oportunidades en agua, crédito emergente, seguridad... Así ha sido la segunda jornada de FINECT BIOS III

Oportunidades en agua, crédito emergente, seguridad... Así ha sido la segunda jornada de FINECT BIOS III

0
Me gusta
1
Comentar
Guardar

El mundo se transforma a pasos agigantados, las nuevas tendencias avanzan imparables construyendo un futuro que poco tiene que ver con el pasado que dejamos atrás. Los mercados, repletos de oportunidades y de nuevos retos, desafían a los inversores exigiéndoles una adaptación rápida y eficiente al nuevo entorno, que les permita entender y aprovechar las oportunidades más interesantes.

Interés es precisamente lo que despierta, en gestores y ahorradores, la inversión con criterios ESG. No es ningún secreto que rentabilidad y propósito son, en realidad, dos conceptos que, indiscutiblemente, han de ir de la mano, recorriendo un largo camino juntos. La inversión socialmente responsable y la inversión temática se posicionan como claras ganadoras del nuevo escenario. Los inversores buscan y se interesan por fondos cuyas carteras están compuestas por compañías que operan en los sectores del agua y de la gestión de residuos y por otros vehículos totalmente comprometidos con la inversión responsable en materia social. Así mismo, los fondos temáticos, que invierten en temas tan llamativos y aparentemente sencillos como la seguridad, han logrado también captar con éxito la atención de los inversores.

Toby Gibb, Global Head of Investment Directing Equities de Fidelity, fue el encargado de dar el pistoletazo de salida en la segunda jornada de BIOS III, el evento gratuito de inversión organizado por Finect que recoge las mejores ideas de inversión. Gibb explicó conceptos e ideas muy valiosas sobre inversión en gestión de agua y residuos. Thomas Sorensen, gestor de carteras de Nordea Asset Management, abordó también la inversión socialmente responsable, pero poniendo, en esta ocasión, el énfasis en el ámbito más social de la tendencia. Por su parte, Mathieu Roli, cogerente del fondo Thematics Safety Fund de la casa Naitixis, explicó la filosofía y los procesos de inversión que él y su equipo llevan a cabo para identificar y capturar oportunidades en el sector de la seguridad.

Pero no solo de inversiones populares y sorprendentes vive el mercado. En Finect BIOS, también se profundizó en el atractivo de los mercados de crédito en países emergentes y en las oportunidades que ofrece la renta variable del antiguo continente.

Nuria Jorba Arimany, directora de análisis para los mercados de crédito emergentes de Vontobel, expuso las razones para invertir en un segmento como el de la renta fija corporativa. Más tarde, Ben Ritchie, Head of European Equity de Aberdeen se mostró optimista con respecto a la recuperación económica de Europa y a la evolución de su renta variable y explicó la filosofía y el proceso de inversión que lleva a cabo junto con su equipo.
A través del siguiente enlace, puede accederse a las fichas de los fondos de inversión que han protagonizado la segunda jornada de BIOS III.

Gestión del agua y de los residuos

La inversión socialmente responsable parece estar de moda. Ya se ha convertido en una prioridad innegociable para inversores, gestores y gobiernos, pero ¿significa esto que, al ser un sector tan popular y seguido actualmente, las posibilidades de hallar oportunidades de inversión atractivas se reducen? No del todo. Dentro de la inversión sostenible, es posible encontrar sectores tan antiguos como inexplorados, tales como el del agua y el de la gestión residuos. Estos dos sectores han sido exactamente los que han llamado la atención de la gestora de activos Fidelity, su fondo, Fidelity Funds - Sustainable Water and Waste Fund, invierte en compañías relacionadas con las temáticas mencionadas. Desde la gestora, Toby Gibb, Global Head of Investment Directing Equities de Fidelity, fue quien inauguró la segunda jornada de la tercera edición de BIOS III. Durante su ponencia, Gibb explicó que los sectores del agua y de la gestión de activos son dos campos complementarios (el agua contribuye al progreso económico y dicho progreso genera residuos), absolutamente necesarios para el desarrollo social, que se presentan como una opción de diversificación para aquellas carteras con posiciones en sectores de moda como, por ejemplo, la ciberseguridad o la tecnología.

Los factores que potencian el crecimiento de ambos sectores, según Fidelity, son fundamentalmente cinco:

  • El incremento del número de personas que se asienta en ciudades.
  • El aumento de la riqueza y, consecuentemente, del consumo de agua.
  • La antigüedad de las instalaciones y la necesidad de reformarlas o cambiarlas.
  • La regulación, normativa y medidas impuestas por las autoridades pertinentes en relación con el tratamiento del agua y de los residuos.
  • La escasez de recursos y la necesidad de reciclarlos o reutilizarlos.

Otras razones que animan a los inversores a participar en los sectores citados son el aumento del consumo de agua, el incremento de la brecha entre la demanda y el suministro y la escasa elasticidad de la demanda (que permite que, a pesar de condiciones de mercado desfavorables o de aumentos en los precios, la demanda se mantenga prácticamente constante), explica el gestor.

Gracias a las mejoras experimentadas en la gestión del agua, la economía se ha acelerado y desarrollado y, en consecuencia, la necesidad de tratar los residuos resultantes de la actividad humana es más importante y urgente que nunca. Además, en la actualidad, no es suficiente con reciclar, se pretende también dar una nueva vida a los recursos empleados (reutilizar). Coinciden, por tanto, tres circunstancias distintas que ponen de manifiesto el valor y la relevancia de los sectores analizados: el incremento de la cantidad de residuos generados, la preocupación medioambiental para tratar, reciclar o reutilizar tales residuos y la complejidad de su tratamiento, mencionan desde Fidelity.

El fondo Fidelity Funds - Sustainable Water and Waste Fund combina e invierte simultáneamente en los sectores del agua y de la gestión de residuos, dos ámbitos estrechamente relacionados con megatendencias estructurales de largo recorrido que han superado significativamente a la renta variable mundial a lo largo del tiempo.
En su cartera recoge compañías pertenecientes a cualquier fase y sector de la cadena de valor de la gestión del agua, tales como: fabricantes de bombas, fabricantes de sistemas de filtración o centros de diseño de pantanos. Las compañías mencionadas no guardan entre ellas ningún tipo de relación.

Crédito emergente: un oasis en el desierto de los tipos bajos

Son momentos difíciles para la renta fija. Los inversores tienen puestas sus esperanzas en la renta variable, pues un gran número de fondos de renta fija han sido incapaces de alcanzar rentabilidades positivas en los últimos años. Sin embargo, los ahorradores han de saber que el mercado de renta fija es un universo amplio y heterogéneo en el que el país, su situación macroeconómica y su gestión de la pandemia marcan la diferencia significativamente.

Las consecuencias de la pandemia sobre los mercados de renta fija en países emergentes han sido excesivamente negativas, por ello, Nuria Jorba Arimany, directora de análisis para los mercados de crédito emergentes de Vontobel, asegura que las oportunidades de inversión en dicho mercado podrían ser muy atractivas.

Otros de los motivos que aportan desde la gestora para explicar a los inversores las bondades del mercado de renta fija en países emergentes son los siguientes:

  • Tamaño: la renta fija corporativa ha crecido a un ritmo vertiginoso. A partir de la crisis de 2008, las compañías buscaron fuentes de financiación alternativas a los créditos y a los préstamos ofrecidos por los banco, encontrando en el mercado de renta fija corporativa un instrumento perfecto para satisfacer sus necesidades de financiación.
  • Diversificación: el universo de renta fija corporativa es tan amplio y heterogéneo, que los inversores se exponen con facilidad a varios países, regiones y calificaciones crediticias distintas.
  • Rentabilidad: a largo plazo, los retornos obtenidos son muy atractivos y la volatilidad es inferior a la que suelen imaginarse la mayoría de los inversores.

La gestora afirma que el momento presente es idóneo para plantearse inversiones en renta fija corporativa, pues en la actualidad, los fondos que apuestan por estas inversiones ofrecen diferenciales elevados y duración reducida. Así mismo, ha de considerarse que las ineficiencias del mercado dan lugar a oportunidades que sólo podrán ser aprovechadas por profesionales altamente especializados en su sector o campo correspondiente.

El fondo Vontobel Fund-Emerging Markets Corporate Bond, gestionado desde su nacimiento por el jefe de crédito corporativo de Emerging Markets, Wouter van Overfelt, con sede en Zurich, y su equipo, ha registrado una rentabilidad en 2020 del 4,07% y, en lo que va de año, ha conseguido un retorno del 2,33%.
El rasgo más representativo y distintivo del fondo es su enfoque único, que combina la optimización de diferenciales con la diversificación.

La seguridad una necesidad básica y una oportunidad de inversión

Invertir en seguridad supone invertir en un amplio abanico de compañías que trabajan cada día para que la vida de miles de millones de personas transcurra sin sorpresas desagradables. Consiste en apoyar a aquellas empresas que evitan robos y estafas en las compras online o que controlan los accesos físicos a viviendas y compañías de cualquier lugar del mundo. La seguridad es, por tanto, una necesidad esencial en la vida de cualquier persona y, a la vez, una oportunidad de inversión que podría ofrecer rentabilidades atractivas a los inversores.

Lo mismo opina Mathieu Roli, cogerente del fondo Thematics Safety Fund de la casa Naitixis. En su intervención, la tercera de la segunda jornada de BIOS III, Mathieu explicó, entre otras cuestiones, por qué resulta interesante invertir en seguridad, cuál es su filosofía de inversión y cómo llevan a cabo el proceso de análisis y selección de valores.

El sector de la seguridad alberga infinitas oportunidades, asegura el gestor, debido, fundamentalmente a las siguientes circunstancias:

  • La seguridad forma parte del segundo escalón de la pirámide de Maslow, es una necesidad básica del ser humano que ha de cubrir en cualquier escenario, sea cual sea la situación en los mercados.
  • El mercado de la seguridad es un mercado enormemente diversificado y resiliente, compuesto por compañías de subsectores muy diversos.
  • La seguridad está presente siempre, los servicios de seguridad son necesarios en todo momento y lugar.
  • El crecimiento del sector (11% anual) cuadriplica el crecimiento de la economía global.
  • El tamaño del mercado es de 600.000 millones de dólares y su capitalización se sitúa por encima de los 4,5 billones de dólares.

La filosofía de inversión que sigue el fondo Thematics Safety Fund se basa en cuatro pilares fundamentales:

  • Crecimiento secular: el sector de la seguridad se beneficia de cambios estructurales que impulsarán su desarrollo a lo largo de un periodo de varios años. Tales cambios están motivados por la demografía, la globalización, la innovación y la regulación.
  • Foco: atesoran un profundo conocimiento sobre un número limitado de valores.
  • Sin límites: no cuentan con un índice de referencia ni encuentran, en su actividad, límites geográficos, sectoriales o de capitalización de mercado.
  • Responsable: son inversores a largo plazo, están convencidos de la importancia de los criterios ESG e integran dichos criterios en todas las fases que componen su proceso de inversión. (En primer lugar, excluyen de su universo de inversión a compañías dedicadas a la fabricación y comercialización de armas, a continuación, analizan los elementos ESG y consideran dichos elementos para otorgar a los valores el peso correspondiente en la cartera y, por último, votan en las juntas de accionistas e interactúan con los equipos directivos de las compañías que poseen en cartera).

El universo de inversión del que parten los gestores está dividido en dos grupos: el mundo digital y el mundo real. Dentro del mundo digital diferencian dos subsegmentos: el que permite conectar (seguridad cibernética) y el que ayuda a comprar (digitalización de los pagos). En el mundo real, los subsegmentos son cuatro: seguridad alimentaria, seguridad en el transporte, seguridad diaria (de la vida cotidiana) y seguridad laboral.

La cartera se beneficiará de varios catalizadores como el desarrollo del 5G, la recuperación económica y la aceleración de los pagos digitales, explica el gestor.

La rentabilidad a un año del fondo presentado por Mathieu ha sido del 35,53%. El vehículo de inversión permite a los inversores ganar exposición a un sector con un potencial de crecimiento que supera, en condiciones adversas, al del resto de la economía.

Se trata del único fondo especializado en seguridad con etiqueta ESG.

De región rezagada a líder: Por qué Europa para 2021 y para el futuro

Después de un complicado 2020, la renta variable europea espera un 2021 de crecimientos por encima del 10% y de ganancias que impulsarán los índices europeos. Ya en enero y febrero, la vacuna contra la COVID-19 y el apoyo que ha recibido la economía desde el BCE han trasladado el optimismo a los mercados.

2021, en lo que a renta variable europea se refiere, será probablemente recordado por las subidas bursátiles y por el cambio en el peso de las carteras, ganando protagonismo las compañías values y cíclicas.

Las perspectivas del panorama económico europeo a futuro son positivas. Están teniendo lugar cambios estructurales que originan oportunidades relevantes para los inversores, defiende Ben Ritchie, Head of European Equity de Aberdeen, durante su ponencia en BIOS III. El mercado europeo es un mercado muy equilibrado, pero también complejo que requiere gestión activa, marcando distancias y consiguiendo diferenciar las carteras del correspondiente índice de referencia.

Los estudios y los análisis pormenorizados que realizan de las compañías constituyen las principales fuentes de generación de alfa. Emplean una estrategia bottom-up en la selección de empresas. Existen también oportunidades interesantes en ámbitos como el del desarrollo de propiedad intelectual y de la tecnología industrial, defiende el gestor.

Los resultados obtenidos en el viejo continente en la última década no han sido satisfactorios, sin embargo, a futuro, hay motivos para ser optimistas. “A largo plazo, con el fin de lograr resultados positivos, es necesario ganar exposición a mejores márgenes y a negocios con potencial de crecimiento”, explica Ben. Europa está expuesta a sectores como el farmacéutico, el de lujo o el de alimentación, así como a mercados emergentes. Dicha exposición le va a ayudar a beneficiarse del auge que se espera vivirán los mercados de países emergentes.

La aplicación de criterios ESG en la gestión de las empresas resulta muy beneficiosa en el análisis y en la valoración de las mismas.

El universo de inversión del fondo está formado por tres vectores encargados de liderar los cambios estructurales mencionados: digitalización de la industria, capitalismo responsable y propiedad intelectual (vector sólido de crecimiento).

Su proceso de inversión comienza con la estrategia, sigue con la ejecución y finaliza con análisis de resultados.

El fondo ABERDEEN STANDARD SICAV I-EUROPEAN EQUITY FUND ha registrado un sólido historial de rentabilidad y se sitúa en el primer decil de su categoría a 1, 3 y 5 años. En 2020, la rentabilidad conseguida por el fondo de inversión fue del 9,52% y, a largo plazo, la rentabilidad anualizada a cinco años alcanzó el 10,92%.

Empoderamiento social para impulsar nuestro futuro

Si hay una tendencia que ha llegado para quedarse, esa es, indudablemente, la inversión socialmente responsable, también conocida por sus siglas en inglés como inversión con criterios ESG. Se trata de una forma de entender la inversión y los mercados muy popular entre los inversores, sobre todo, en lo referido a asuntos relacionados con medio ambiente y con cuidado del planeta. No obstante, aunque la cara, hasta ahora, más visible haya sido la ecológica y la medioambiental, la inversión socialmente responsable se debe también a la sociedad y a los problemas que ésta ha de afrontar. La rama social va a cobrar tanta importancia, o más si cabe, que la vertiente ambiental. El COVID no ha dado lugar a dudas: la sociedad debe enfrentar desafíos en los que la inversión podría tomar una relevancia absoluta. Un gestor completamente convencido de la revelación de la S de social, dentro del universo ESG, es Thomas Sorensen, gestor de carteras de Nordea Asset Management, quien habló sobre la filosofía de inversión del Nordea 1 - Global Impact Fund.

En este y otros fondos de la gestora, el equipo gestor observa, analiza y escoge compañías siguiendo un enfoque bottom-up.

La estrategia de empoderamiento social global persigue tres objetivos:

  • Crear retornos eficientes, conseguir rentabilidades superiores a las ofrecidas por el mercado.
  • Lograr la creación de dichos retornos, impulsando la creación de un mundo mejor, apoyando, para ello, a compañías que ofrezcan soluciones a los retos que plantea el presente y el futuro.
  • Jugar un papel muy activo en el proceso de inversión en compañías socialmente responsables.

Los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU son utilizados para crear un mundo más justo que avance en la dirección adecuada, la mayoría de ellos están vinculados con el aspecto social.

Y es que el interés por la inversión en materia de protección medioambiental se ha incrementado durante los últimos años, por lo que ahora le toca el turno a la inversión en temáticas social, tal y como considera la gestora.

La pandemia ha magnificado ciertos problemas sociales tales como los relacionados con la educación, con la sanidad o con la justicia. Las empresas también son conscientes de la importancia de la tendencia en inversión ESG, de hecho, un gran número ya ha interiorizado que propósito y rentabilidad deben ser inseparables.

Como explica Sorensen, el proceso de inversión de la gestora se compone de dos fases: en primer lugar, se definen tres temas (necesidades vitales, inclusión y empoderamiento) y, para cada uno de ellos, se desarrolla una estrategia. Dicho proceso comienza con el estudio del universo de inversión, continúa con el análisis de las compañías y finaliza con la gestión disciplinada del riesgo.

Entre las empresas que componen su cartera, se encuentran Progyny (farmacéutica americana), Kahoot (dedicada a mejorar la experiencia de aprendizaje) y Bank Rakyat (entidad indonesia que concede micro financiación).

En 2020, la rentabilidad anualizada alcanzada por el fondo de inversión fue del 4,76% y, en lo que va de año, el fondo ha logrado una rentabilidad anualizada del 5,89%.
 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User