Qué es una wallet de criptomonedas, qué tipos hay y cómo elegir una

Qué es una wallet de criptomonedas, qué tipos hay y cómo elegir una

Si estás empezando a invertir en criptomonedas, seguro que te has preguntado qué es una wallet, si necesitas una o para qué sirve. Es un concepto básico que debes conocer si quieres iniciarte en el mundo de la inversión en criptodivisas como Bitcoin o Ethereum.

Vamos a ver una guía básica sobre qué es una wallet, cómo funciona, sus claves… Vamos, todo lo que necesitas saber como principiante a la hora de comenzar con las criptos.

En Finect puedes encontrar un escaparate de Bitcoin, otras criptomonedas y criptoactivos para que te resulte lo más fácil posible comenzar a invertir.

Qué es una wallet de criptomonedas

Una wallet o monedero de criptomonedas es un elemento donde tus activos criptográficos están custodiados. Pueden ser independientes al Exchange que utilizas para comprar o vender, lo que aporta mayor seguridad y diversificación. En definitiva, las wallets nos permiten almacenar, enviar y recibir criptoactivos de una forma más segura.

Y sí: es imprescindible tener una wallet si queremos invertir en criptodivisas. Para saber más de exchanges, este vídeo recoge 5 cosas que debes saber de ellos:

Cómo funciona una wallet

Como decíamos, una wallet es un monedero digital en el cuál almacenamos nuestras criptos. Esto facilita el poder disponer de ellas en cualquier plataforma dedicada a la tecnología Blockchain. Estas plataformas son compatibles con la oferta de las diferentes wallets del mercado permitiendo al usuario poder hacer uso de sus criptoactivos de una forma totalmente descentralizada.

Un ejemplo muy sencillo: si vas a comprar pan, sacas tu cartera para pagar. Pues bien, si vas a realizar una operación en un entorno Blockchain, podrás disponer de tu wallet para realizar cualquier tipo de operación. Estas operaciones están protegidas con una serie de claves, y distinguimos entre claves públicas y privadas.

Claves públicas y claves privadas: ¿en qué se diferencian?

Algo fundamental en el funcionamiento de las wallets de criptomonedas son las claves, tanto públicas como privadas.

Vamos a ver en qué se diferencian ambos tipos de claves:

Clave pública

La clave pública es similar a un número de cuenta bancaria. Podemos entregarla a cualquier persona para que nos envíe dinero, sin el riesgo de que pueda extraer nuestros fondos. A través de la clave pública se generan direcciones para recibir, consultar y ver el estado de nuestros fondos.

Clave privada

Por otro lado, la clave privada es aquella que ‘protege’ tus criptos, tus fondos, es la que te da la llave de acceso a los mismos y la que debes cuidar con todo el mimo del mundo. Quien tiene la clave privada, tiene el acceso.

Sí, es algo así como el número de cuenta (clave pública) y el PIN de tu tarjeta bancaria (clave privada). Como verás, una clave nada tiene que ver con otra en cuanto a privacidad, pero sí están relacionadas. Y, obviamente, es fundamental que nadie conozca tu clave privada.

Tipos de wallets de criptomonedas

Existen diferentes tipos de wallets de criptomonedas aunque las podemos dividir en dos grandes categorías:

  • Hot wallet: monederos 100% online, que pueden ser aplicaciones o incluso se pueden instalar como extensiones al navegador.
     
  • Cold wallet: monederos físicos (hardware) cuya premisa común es que funcionan sin conexión a internet y son dispositivos físicos, lo que les convierte en la opción más segura.

Encontramos diferentes tipos de wallets en estas grandes categorías.

Hot Wallets

Wallet hospedados

Aquí tenemos cierta controversia. Hay quien considera a los exchange wallets o wallets hospedados un tipo de wallet en sí mismo. El motivo es comprensible: estos monederos están alojados de forma directa en el exchange en el que has comprado tus criptomonedas como es el caso de Bit2Me.

Lo que sucede, es que es la propia plataforma de intercambio la que custodia tus criptomonedas, por lo que no podría considerarse del todo seguro al no haber una independencia real entre la Wallet y el Exchange, como sí ocurre con Coinbase. Si la plataforma fuese hackeada, habría una alta vulnerabilidad de tus criptoactivos.

Wallet Online

Como veíamos, los wallet online son aquellos que se encuentran conectados a internet, siendo un software digital que te permite administrar y operar con tus criptodivisas. Por ejemplo, tenemos Coinbase Wallet o Metamask. Algo interesante a tener en cuenta, es que no necesitas tener cuenta en Coinbase para utilizar su wallet, ya que las plataformas de Wallet son independientes a los Exchanges. También hay wallets que utilizan una tecnología que impide que puedan rastreat tu IP, lo que aumenta significativamente la seguridad.

Cold Wallets

Wallet Física / Hardware

Las wallets físicas o de hardware, cuentan con un ssitema de seguridad que impedirá que tus claves privadas se registren en un ordenador. Para usarla deberás meter un código PIN en la Wallet. Esta es una clave personal a la que sólo el usuario tiene acceso y que no se almacena digitalmente en ningún lado. Esto aumenta considerablemente la seguridad con respecto a otras wallets. 

Este tipo de wallet es probablemente el más seguro, pero también el más caro. Aunque no es tan versátil como una wallet online, podrás también llevarlo contigo ya que son dispositivos de pequeño tamaño. Algunos ejemplos son Trezor y Ledger (estaría guay meter enlace a estos productos que están en el escaprate de cripto)

Es más, estos dispositivos, tienen una clave llamada "seed" o clave semilla, que te permitirá recuperar tus criptoactivos en caso de pérdida o cualquier problema que hayas podido tener con el hardware.

Paper Wallet

Como ya imaginarás, las paper wallet no se pueden hackear de ninguna forma: básicamente porque se trata de un documento físico que tienen tanto las claves, de las que ya hablamos anteriormente, como la dirección para el envío y la recepción de fondos. Una buena opción si no piensas mover tus criptoactivos en un largo período de tiempo.

Estas wallets son generadas en el momento en el que van a ser utilizadas y es justo en ese momento en el que se deben extremar las precauciones. Obviamente, deberás guardar ese papel de la mejor forma posible. Estas Wallets no pueden usarse para el intercambio ya que solo son útiles para la gestión de criptoactivos mediante cargas o envíos de estos. Para usar esos fondos deberás cargar tu paper wallet en un software. Llevan asociado un código QR que puedes escanear para hacer uso de tu wallet, verificado por la tecnología Blockchain. 

Cómo pueden ‘atacar’ tu wallet y cómo protegerte

Hay diferentes posibilidades a la hora de atacar una wallet en función de su tipo, estas son solo algunas: virus, malware, acceso remoto, pérdida o robo de clave privada...

Por supuesto, hay muchas formas de evitar en la medida de lo posible este tipo de vulnerabilidades y amenazas:

  • Si tienes una wallet online, mantén tu ordenador y/o Smartphone protegido, siguiendo todos los consejos de ciberseguridad, así como teniendo instalado siempre el software más reciente.
     
  • Apuesta siempre por la autentificación en dos pasos para iniciar sesión.
     
  • Activa la multifirma: es decir, deberás autentificar que eres tú el que quiere realizar esa transacción a través de más de un dispositivo.
     
  • Haz una copia de seguridad de tu wallet, al menos, una vez al mes.

Cómo elegir el mejor tipo de wallet para mí

Cada persona puede necesitar un tipo de monedero o cartera de criptomonedas distinta. Y a la hora de elegir un wallet bitcoin u otras criptos debemos plantearnos para qué la queremos, pensando en qué tipo de inversor vamos a ser, ya que esta es la mejor premisa a la hora de elegir entre un tipo u otro.

Plantéate:

  • Qué cantidad de dinero vas a invertir en criptomonedas.
  • Cantidad de transacciones que vas a hacer, es decir, cuánto lo vas a utilizar para comprar o vender.
  • Si te interesa operar en un corto, medio o largo plazo. 
  • Si tu intención es almacenar criptomonedas o intercambiarlas. 

Para tener todo esto claro, tienes que empaparte bien de lo que ofrece cada proveedor de wallets y, por supuesto, entender qué quieres tú como inversor de criptomonedas.

Por ejemplo, si vas a ser un usuario activo a la hora de comprar, vender o hacer transacciones, lo más probable es que una paper wallet no sea lo más recomendable. Sin embargo, si vas a realizar todo este tipo de acciones de manera habitual, lo ideal sería tener tu wallet de forma digital para poder tenerla en tu smartphone, por ejemplo.

Si estás empezando a invertir en criptomonedas y, por ejemplo, vas a invertir de golpe una gran cantidad de dinero pero no a operar con ella, podrías decantarte por una wallet de hardware ya que tendrás tus activos más protegidos. 

Aquí puedes ver cómo crear tu wallet Bitcoin con Electrum de forma gratuita y completamente segura.

¿Se pueden almacenar las diferentes criptodivisas en un mismo wallet?

Por supuesto que sí. Cuando elijas una wallet deberás informarte de qué criptodivisas admite, ya que, aunque la la mayoría admiten gran parte de la oferta del mercado, hay algunas wallets que no admiten determinadas criptomonedas. También puedes tener varias wallets y así diversificar el riesgo de pérdida a la par que aprovechas al máximo la oferta de mercado y las diferentes criptomonedas con las que trabaja cada una de las wallets. 

Si estás empezando, echa un vistazo a:

Cómo invertir en criptomonedas y cuáles son las más rentables en 2021.

Cómo invertir en Bitcoin: lo que debes saber.

O apúntate a nuestro curso de inversión en Bitcoin.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User