"No vemos motivos para vender, pero si el mercado pierde determinados niveles tendremos que hacerlo", me dijo ayer uno de los mejores selectores de fondos españoles. Y e n estas estamos, en unos mercados más dominados por los espíritus animales que nunca. Hay que vender porque otros están vendiendo. Aunque no quieras. 

Podemos darle mil vueltas, achacar la situación al terror sobre un hipotético Lehman en Europa, con el desplome el lunes del Deutsche Bank y hoy de Société Générale tras unos malos resultados trimestrales. 

Tampoco ayuda la sensación de medidas desesperadas de los bancos centrales, de cuyo impacto se duda cada vez más. Hoy el Banco Central de Suecia se ha llevado los tipos de interés al -0,5%. Si los bancos lo trasladan a los clientes, a los ahorradores les acabarán cobrando por los depósitos. Y si no lo hacen, todavía más perdidas. 

Ni los vaivenes de la Reserva Federal, que tienen tan confundidos a los inversores. Gana opción la fuerza de que con la subida de tipos de diciembre se marcaron un 'trichet', recordando aquella subida de tipos justo antes de estallar la crisis del BCE. Como bien me recordaba @andresllorente, éste era uno de los grandes temores del Rey de los bonos

Ni las dudas sobre China, que irónicamente lleva de fiesta toda la semana por el Año Nuevo Chino, con el desplome en las reservas de divisas extranjeras   que ya comentamos aquí y del que algunas voces apuntan a una situación mucho peor de la que dicen las cifras oficiales

Por si fuera poco, se unen las dudas sobre las cuentas de grandes empresas mundiales... Hoy Boeing se desploma más de un 11% tras conocerse que el regulador de EEUU está investigando su contabilidad.

Argumentos sobran, pero hay uno que es el principal: mucha gente está vendiendo porque esto cae, no porque crean que deben hacerlo. Y en los grandes fondos ya ni dudarlo. En su último informe mensual, el gestor del Foncaixa Equilibrio comenta que ha reducido a la mitad (de casi el 20% al 10%) su exposición a bolsa, porque ha ido
"vendiendo en la medida que el mercado ha ido rompiendo niveles relevantes".

Y tiene toda la pinta que así seguiremos hasta que se estabilice esto y alguien empiece a mirar más allá de los soportes y resistencias. Servidor sigue pensando que se trata de un buen momento para ir construyendo cartera con luces de largo plazo y con el dinero que no se vaya a necesitar, pero con calma y poco a poco, y sabiendo que las curvas seguirán muy reviradas. 

En fin, vamos con un rápido recuento de los daños más relevantes sucedidos hoy en los mercados: 

- En España, todos los bancos en mínimos de unos cuantos años. Hoy se han desplomado un 7% tanto  Bankia , que se ha ido a 0,76, como Banco Santander hasta 3,3 euros, casi un 60% abajo ya respecto a los niveles de hace un año. El resto caen algo menos desde máximos, pero parecido ante la compleja situación del sector. Lo explica @apandres en este post recién publicado


- El oro, disparado, señal inequívoca de miedo extremo en mercado. Ha pasado en un mes de los 1.100 dólares por onza a los 1.250 en los que cotiza hoy. 

- El Ibex se ha ido ya a los 7.800 puntos que @juanignacio.crespo le ponía como destino en el post "EL AÑO DE LA SEGUNDA DE LAS DOS PRÓXIMAS RECESIONES" que escribió el 4 de enero. 

Así las cosas, casi cualquier fondo de renta variable que tengas esta entre un 10% y un 20% abajo en el año, con contadas excepciones. El año pasado, cuando en marzo estaban con subidas similares en 2015, se decía que tenía que llegar una pausa, porque ese ritmo de subidas era imposible de mantener. Yo creo que ahora estamos en la situación opuesta.

Pero, de momento, esto ha ido mucho más allá de lo que yo esperaba, la verdad.